lunes, 12 de julio de 2010

Pozo tras las Torres (Romeor, Courel-Lugo)

Hace aproximadamente un año, acompañados de Orlando, otro de esos locos amantes del mundo subterráneo, hicimos una visita al Pozo tras las Torres, en Romeor (Courel, Lugo). De aquella visita posicionamos en GPS la boca y se hizo la topografía. Se trata de una pequeña cueva. Un pozo de entrada de 5 metros. Una trepada que finaliza a los 6 metros. Una gran cantidad de huesos, los de la capa superior recientes, los de las inferiores, quien sabe. Del pozo de entrada un paso nos da acceso a una pequeña sala. De ella salen dos gateras descendentes. Una impracticable y otra obstruida por un bloque empotrado. Queda pendiente el trabajo de desobstrucción de dicho bloque. En la parte inferior del mismo la gatera descendente puede ser practicable.

En esta ocasión, aprovechando la visita al hundimiento en un prado de la zona, hemos ido a saludar al bloque y, de paso, cambiarlo de sitio. Participan en los trabajos los siguiente espeleólogos.: 1 del CE Mauxo; SOS Courel (Orlando), 1 del GES Brigantium (Somoza), 1 del CE Casteret (Quino), 1 del GES Ártabros (Prego) y 1 del EC/DC (Nino).

Afortunadamente, contamos con la presencia de Quino, del EC Casteret, a los mandos de un tracter de 1500 kgs. Un gran natural nos permitió anclar el tracter sin necesidad de equipar nada artificial. Tras varios intentos y movimientos, así como colocar algunas piedras en la base del bloque, para facilitar su desplazamiento, conseguimos sacarlo de la gatera. Se dejo depositado a un lado de la misma. Con el bloque fuera, podemos avanzar 5 nuevos metros, poco, muy poco, pero esto es así. Descendemos por la gatera. A los 2 metros observamos, por el sonido que hace al golpearlo, otro bloque suelto sobre nosotros. A los 5 metros otro pequeño bloque nos impide el paso. Utilizando la barra del tracter, y en una posición poco cómoda para el trabajo, golpeamos el bloque, y conseguimos despejar todos sus bordes.

En las siguientes algunas fotografías de las tareas de desobstrucción. Ahora queda pendiente sacar el que queda, de mayores dimensiones, para poder seguir con la exploración.







Y en las siguientes un completo reportaje fotográfico de A. Somoza, del GES Brigantium.

























































O el siguiente grupo de fotografías de otra de las actividades, con el primer bloque extraído, con el mosquetón, así como el grande inferior, pendiente de sacar.



















Para otra quedará tratar de abrirnos paso ante tan singular bloque. Posiblemente para avanzar otros 4 o 5 metros, pero la espeleología suele ser así de gratificante. Aunque como diríamos, esto es lo que nos gusta. En el caso de que a alguien se le ocurra ir a trabajar en esta desobstrucción, recomendamos quitar el bloque que se localiza colgado a los dos metros, dado que si se soltase, caería sobre nuestra cabeza. O en su defecto, atarlo para asegurarlo. La sécurité siempre debe ser lo primero.

No hay comentarios: