miércoles, 30 de diciembre de 2015

Licencias 2016 y la privatización de la práctica deportiva

Durante los últimos años hemos asistido a todo tipo de debates sobre la privatización o no privatización de sectores clave como el sanitario, educativo, etc.

Ahora estamos asistiendo a lo que parece la privatización de otro sector, el deportivo. Podemos pensar que este proceso se inició con la quiebra de la Mutua General de Deportes, entidad vinculada al Consejo Superior de Deportes, que ha asegurado a la mayor parte de deportistas de este país, en muchos casos menores de edad, durante más de 50 años. La quiebra de la MGD nos ha dejado en manos de compañías aseguradoras privadas que, por encima de todo, incluso del necesario apoyo y defensa del deporte base, etc., buscan beneficios en tal proceso. Esta año sufriremos unas subidas en los costes en seguros en muchas de nuestras modalidades deportivas próximas al 100%, mientras el IPC permanecerá a 0. ¿Qué puede suponer esto para el deporte base?. Creemos que nada positivo, aunque el tiempo lo dirá.

Podemos entender que las empresas privadas busquen beneficios, es lo lógico, pero cuando este proceso se produce en ciertos sectores, como pueda ser el sanitario-educativo, cultural o deportivo, los principales pilares de una "sociedad desarrollada" pasan a verse claramente degradados.

Las familias que estamos vinculadas al deporte empezamos a ver que uno de los montantes económicos que más dura hacen la cuesta de enero es la de licencias y seguros deportivos. Bueno, siempre nos queda la opción de abandonar la práctica deportiva, o al menos de forma federada aunque, en algunos casos, como la espeleología, supone el no poder practicar dicha modalidad al no poder gestionar los muchos procesos y trámites de solicitudes para nuestra práctica que nos obligan a disponer de licencia federativa y seguros. Bueno, siempre podremos dedicarnos a darle patadas a un balón. Tal vez sea el único deporte al que podremos aspirar en un futuro próximo.

2 comentarios:

ESPELEO GEXVIV dijo...

Ya se han preocupado bien los políticos de crear una ley para poder cobrarte el rescate si decides o no puedes pagar el seguro, como excusa la iresponsabilidad de algunas personas, si cada vez que ellos la cagan se les hicieran pagar los costes a través de un seguro de responsabilidad civil haber quien los asegura y a que precio...

Nino dijo...

Totalmente, pero la realidad es que cada día las cosas nos las ponen mucho peor en todos los frentes. Las facturas de luz, agua, gas, internet, etc., meten miedo, los gastos que generan nuestros hijos, a los que queremos mucho, ni contarlo, libros y más libros, nada de utilizar material multimedia, que hagan deporte, pero una pasta las licencias federativas y seguros, etc. Y para más "puteo", una cantidad de burocracia y trámites de solicitud de permisos, encima en formato papel, fuera de todo sentido, cada vez que queremos visitar una cueva o descender un barranco.

Hace años pensaba que no se podía ir a peor, pero el tiempo nos está demostrando que si se puede. A este paso creo que tendremos que pensar en la insumisión, simplemente hacer deporte, olvidándonos del resto. Y si algún día pasa algo, esperemos que no, pues veremos. Este año he estado muy apunto de coger este camino. Únicamente me hará que posiblemente siga por la línea de lo políticamente correcto el que el grupo de espeleosocorro gallego vuelve a ponerse en funcionamiento en 2016, después de 5 años en la uci, y es un proyecto en el que muchos queremos participar. Por lo demás, poco más de interés tenemos en nuestro horizonte deportivo, que no sea el simple hecho de hacer espeleo.