lunes, 20 de mayo de 2019

Senda del Río Sisalde (Arteixo, A Coruña)

Bonita ruta en las inmediaciones de Arteixo. El inicio de ruta está próximo a la playa de Barrañán. Ruta casi en su totalidad circular, que supone un total de 12,2 kms. Se puede hacer más corta, iniciando la vuelta en el área recreativa dos Barreiros, dejando la ruta en 7 kms.

Dejamos enlace a fichero de "track", tanto para aproximaros en coche al inicio de ruta, como para el recorrido de la Senda del Río Sisalde.

Y en el siguiente enlace el álbum de fotografías de la ruta del río Sisalde.


lunes, 13 de mayo de 2019

300+500, esto es Esparta. II Jornada de limpieza de la Fervenza (11 de mayo de 2019. Fervenza, O Barco, Ourense)

Esto es Esparta. Hemos vuelto a la lucha. Si en la I Jornada del 14 de abril de 2018 fueron 25 los espartanos participantes y 300 los sacos eliminados, en esta ocasión 40 guerreros han hecho lo suyo con 500 sacos de basura. El grupo crece de la mano del gran Leónidas I. Destacar la incorporación, entre las filas de los arcadios, del gran guerreo Rón, procedente de las tierras de Labañou. Siempre es bueno tener cerca amigos en el campo de batalla.

En esta ocasión no aburriré con la historia de la batalla, incluyo un audiovisual con un buen montón de fotografías de la jornada.

Audiovisual II Jornada de limpieza de la Fervenza (3840x2160-4k, 147MB) [se paciente en la descarga]


lunes, 29 de abril de 2019

Accidente mortal de un menor en los Oscuros del Balced, en Guara

Siempre es muy triste un accidente mortal. Mucho más cuando se trata de un menor. En esta ocasión producido dentro del colectivo barranquista, en los Oscuros del Balced, un clásico entre los descensos de la Sierra de Guara, y habitual con niños.

Diversidad de noticias en prensa se hacen eco de la noticia. No incluiremos referencias a ellas simplemente, desde el EC/DC, queremos enviar mucho ánimo y un fuerte abrazo a los padres y familiares del pequeño.

miércoles, 24 de abril de 2019

Playa de Doniños a Playa de San Xurxo (Doniños, A Coruña)

Pequeña pero encantador ruta circular que une las Playas de Doniños y de San Xurxo. Un paraíso costero como pocos. Ideal para hacer en bicicleta de montaña con niños o caminando. Información y "track" de ruta disponible aquí.

Tras salir del pinar de la playa de Doniños, continuamos en ligero ascenso. Una parada para disfrutar de las vistas.




Para seguir en ligero ascenso por camino ancho.





En alguna zona los pequeños comprueban que no resulta fácil circular sobre arena de playa.






Un bonito y deportivos descenso, entre pinares.


Nos aproxima a la zona de la playa de San Xurxo.



Ellos disfrutan en los descensos.



Un nuevo pinar, con un ancho camino.


Desde el que las panorámicas de San Xurxo resultan sorprendentes.



El color turquesa de las aguas es realmente ...


El regreso lo hacemos por carretera, siempre con cuidado de los coches. A la entrada del pinar de Doniños una parada en unas instalaciones a base de troncos y sogas.


Para atravesar por sendas el pinar de regreso a Doniños.


Pequeña y bonita ruta para pasar un rato como complemente de la visita a las playas.

Ruta da Férrea (A Pontenova, Lugo)

Esta pequeña ruta, que se puede hacer tanto en bici como caminando, discurre por el entorno de la localidad de A Pontenova. Ideal para complementar con la Vía Verde del Eo. A diferencia de la Vía Verde, de desarrollo casi horizontal, en esta tendremos algún que otro repecho, con un desnivel de 160 metros. Los pequeños tendrán que manejar los platos y piñones de su bici.

Se incluye fichero kmz con dos rutas de bici en la zona, la que nos trae a esta entrada, así como su combinación con al Vía Verde del Eo.

También recomendamos, como complemente a esta actividad, una ruta espectacular de senderismo en la zona, la Senda de la Fraga das Reigadas.

En ambos casos, tanto para la ruta da Férrea, como para la Vía Verde del Eo, partimos del puente nuevo de A Pontenova, lugar en el que también se ubica el área de autocaravanas de la localidad y las piscinas municipales. Cruzamos el puente sobre el río Eo, así como la carretera N-640, que suele tener bastante tráfico. Vigilad a los pequeños al cruzar dicha carretera. Nada más atravesar la N-640 sale de la misma una carretera ascendente, la Lu-P-4808, que cogeremos.


Toca mover platos y piñones para ascender carretera arriba. Después de varias curvas nos desviaremos a izquierda por camino de tierra, con vistas sobre la localidad de A Pontenova.


Tendremos algún ligero ascenso, hasta llegar a una carretera que, tras un pequeño descenso, encontraremos un cartel que indica a la Fervenza da Férrea. Cogemos camino a la derecha (siguiente fotografía).


A los pocos metros una explanada y un cartel informativo. Dejamos las bicis.


Para ascender caminando, unos pocos metros, hasta la fervenza.



Un tramo-paseo espectacular.


Y una fervenza realmente bonita.






Aunque hemos ascendido directamente a ver la fervenza, en la zona se localiza una pequeña ruta circular de senderismo (siguiente cartel).


Vuelta a la carretera continuamos nuestro recorrido circular. Una nueva pendiente nos hace mover los cambios. Las vistas de la localidad valen la pena.




La verdad, tienen su encanto las rejas a base de somieres. Reutilizar es siempre una buena práctica.


Una espectacular fuente nos sale al paso.


Desde nuestro balcón natural observamos el paisaje.


Y los charcos, esos elementos de tentación ubicados en los caminos, ideales para que los pequeños se pongan pingando de arriba-abajo.


Luego, un bonito descenso por camino y carretera, nos lleva nuevamente a la localidad de A Pontenova y al área de autocaravanas.


La ruta es pequeña, unos 7 kms, por lo que combinamos el recorrido con la Vía Verde del Eo.

martes, 23 de abril de 2019

Senda de la Fraga das Reigadas (Zarro de Pedro a Hermida, A Pontenova-Lugo)

Variada, estética y espectacular ruta que discurre por la Fraga das Reigadas, uniendo la aldea de Barreiros con San Pedro de Bogo. A planificar sin duda alguna. Se trata de una ruta lineal, por lo que se tendrá que plantear a dos coches o, en su defecto, doblar los kilómetros al hacer ida y vuelta. Supone un total de 9 kms. En el caso de hacer el retorno a un coche, el doble. Se puede planificar de varias formas.:

Con niños pequeños ideal en dos días, el primero para hacer de la aldea de Barreiros a la fuente Paradelas, pasando por la Fervenza do Pozo da Chamosa, dejando el segundo día para el tramo entre dicha fuente y la aldea de San Pedro de Bogo. En ambos casos se hará ida y vuelta. De esta forma se divide la ruta en dos partes de longitudes similares, de algo más de 4 kms. cada una. En la fuente Paradelas la carretera que une las aldeas de San Paio y Vilarxubin cruza la ruta a mitad de recorrido. Hemos visto un par de coches en dicho punto, siendo el lugar de partida para hacer el tramo inferior, en el caso de dividirse en dos la ruta. Se puede hacer cada tramo ida y vuelta, a un coche, pasando a ser rutas de 8 kms., o planificar a dos coches, ubicando el de retorno adecuadamente, en la fuente para el tramo superior y, en la aldea de San Pedro de Bogo, para el inferior.

En el caso de niños con algo más de edad, se puede hacer la ruta completa en un único día. En este caso puede suponer, según punto de partida y final, entre 9 y 14 kms. En este caso se aconseja, de estar disponible, combinar coches dejando el segundo en la aldea de San Pedro de Bogo. Si iniciamos ruta en la aldea de Barreiros y finalizamos en San Pedro de Bogo el recorrido supone poco más de 9 kms. Sin segundo vehículo de retorno nos iríamos a los 18 kms.

Las combinaciones son varias. En esta entrada dejaremos constancia de la que hicimos nosotros. Nos acompañan dos pequeños, uno de 11 y otro de 13 años.

Como viajamos en autocaravana, y la carretera de acceso al punto de partida, la aldea de Barreiros, es algo estrecha, decidimos dejar nuestra casa con ruedas en el Zarro de Pedro, a 1 kms. del punto de inicio oficial de la ruta. Si vas en coche, mejor desciende a Barreiros para iniciar ruta. En el Zarro de Pedro se localiza la tienda-bar el Zarro de Pedro, en la que hemos podido disfrutar de la enorme amabilidad y trato de los vecinos de la zona, de una tortilla exquisita, así como de una potente timba de futbolín en la que los pequeños nos han dado una paliza. Muchas gracias por todo, volveremos.

Al disponer de un único vehículo, hacemos la ruta completa. Partidos del Zarro de Pedro, descendemos a la aldea de Barreiros, recorremos el primer tramo visitando la fervenza do Pozo da Chamosa, pasamos por la fuente Paradelas y continuamos hasta la Herrería de Bogo. En este segundo tramo visitaremos la fervenza das Reigadas que, sin duda alguna, es el punto más espectacular de todo el recorrido. Al llegar a la herrería, el grupo continuará ruta hasta la localidad de La Hermida (Vilaboa), mientras uno de nosotros desandará, ahora en ascenso, los 9 kms. hasta el vehículo de cabecera. Desde el Zarro de Pedro a La Hermida se recorre un total de 14 kms. También se puede dar por finaliza la ruta en la herrería, lo que supondrá un total de ruta de 9 kms. Por su parte, el que tenga que hacer el retorno, se meterá en total algo más de 19 kms.

Por suerte, durante la espera en La Hermida, la familia terminó en la Tenda de Manolo. Mi especial agradecimiento a Manolo por el excelente trato. Una tienda-bar a la antigua usanza, regentada por un gran conocedor del entorno, el rural y la zona de A Pontenova. Todo un libro abierto, ante el cual lo ideal es abrir los oídos y escuchar. Gracias por todo y por el trato a los integrantes de la familia. Volveremos a vernos. Por cierto, en su tienda, localizada en la aldea de La Hermida, además de lo habitual de un bar y de una tienda, hay una gran variedad de material y ropa de montaña, botas Bestard, chaquetas Trango World, etc. No es barrabes, pero tiene una buena remesa de equipamiento de montaña.

Lo ideal, sin duda, especialmente con niños, es hacer la ruta combinando dos vehículos entre la aldea de Barreiros y la herrería y aldea de San Pedro de Bogo. De esta forma el recorrido total será de 8,5 kms. O, en defecto del segundo vehículo, al más fuerte del grupo que tenga carné de conducir le tocará meterse el retorno.

Incluimos, como siempre, fichero kmz con el "track" de ruta de la Senda de la Fraga das Reigadas.

Con esta entrada-ruta inauguramos una nueva valoración de ruta, la 4+. Aunque me podría plantear el asignarle 5 estrellas a esta maravillosa ruta, sería injusto frente a las grandiosidad de algunas rutas pirenaicas o de los alpes. Ante esto hemos decidido inauguran la senda de las rutas 4+, la de la Fraga das Reigadas es la primera de ellas.

Antes de nada, incluimos enlace a un completo reportaje fotográfico del recorrido.

Como complemento a esta actividad, también recomendamos en la zona la Ruta da Férrea o la Vía Verde del Eo, para hacer en bici o caminando.

Grandes praderas pueblan la zona del Zarro de Pedro. Ellos, los de dos cuernos, son los dueños del lugar. Al menos de momento.



Descendemos el poco más de 1 km. que separa el Zarro de Pedro de la aldea de Barreiros.


En la aldea se localiza el punto de inicio de la ruta, perfectamente señalizada y con un completo cartel informativo.


Observamos que desde este punto a la herrería de Bogo hay algo más de 8 kms., con un desnivel de bajada de 721 metros y de 149 m. de subida. El tiempo estimado es de 2h50m.



Iniciamos el descenso hacia la fraga por camino ancho.


Al fondo se observa un bosque altamente estético.


Lentamente los árboles empiezan a cubrir nuestro camino.


Ellos corren como locos. Es bueno dosificar fuerzas, quedan muchos kilómetro por delante. La potencia sin control suele convertirse en un auténtico descontrol.


Unas barandillas con postes de metal y sogas nos depositarán en el margen derecho del Rego de Bounote, que seguiremos en casi todo momento hasta su desembocadura en el Rego das Reigadas, afluente este último del Río Eo.



En la siguiente fotografía el Rego de Bounote, en su confluencia con el sendero que traemos desde la aldea de Barreiros.


Luego toca seguir sendero, sin pérdida posible, aguas abajo.



Son muchos y variados los puentes de madera que atravesaremos.


Siempre rodeados de verde por todas partes.



Puentes y más puentes nos van cambiando continuamente de margen.


En otro punto cogemos algo de cota para, de inmediato, volver a bajar al río, ayudados por barandillas con soga.




El camino resulta cómodo, se lleva bien. Aunque hemos analizado la posibilidad de hacer la ruta en BTT, al final descartamos esta opción, dado que supondría un buen número de zonas de porteo. Esta ruta ha sido diseñada para el paseo, para el caminante.



Unos cuantos carteles en madera nos indica un desvío de poco más de 70 metros a la Fervenza do Pozo da Chamosa, en las siguientes fotografías. Sin duda alguna, bonito salto de agua.



En las inmediaciones de la fervenza se localizan unas instalaciones de captación de agua.


El siguiente tramo cambia sustancialmente y discurre por camino ancho.


Hasta llegar a la fuente Paradelas, punto ideal para refrescarnos o, en caso de niños, hacer una auténtica guerra de agua.


Desde la fuente ascendemos por camino ancho poco más de 50 metros.


Para coger desvío a izquierda, por sendero, que nos vuelve a meter en el bosque, y en el segundo tramo de la ruta.


Aquí avanzamos a cierta altura sobre el río, a media ladera.


Algún descenso nos deposita a orillas de uno de los muchos arroyos de la zona.


Con estampas únicas.



También observamos unas construcciones circulares de piedra, son las ouriceiras.


En la siguiente fotografía un detalle y descripción de las ouriceiras.


Un tramo de descenso para llegar a una concentración de carteles.


Un desvío de unos pocos metros nos lleva al Muiño o Seimeira y a la Fervenza das Reigadas.


Para mi gusto, este es el punto-zona más espectacular del recorrido.


El molino se conserva en muy buen estado.


Incluidas las piedras de molienda, su tolva y el distribuidor. No estaría mal poder verlo funcionando durante algunas fechas del año.


Tras el molino unas escaleras de madera nos dan acceso a un lugar de ensueño, a la Fervenza das Reigadas. Simplemente decir que tras subir la escalera lo único que le falta al encuadre es que aparezca algún hada o duende del bosque. El juego y contraste de los árboles, el agua y el musgo son inigualables.






Seguimos ruta, todavía con las imágenes de la Fervenza das Reigadas en nuestros cerebros, aguas abajo. Otro puente nos cambia de margen y llevamos, ...., hemos perdido la cuenta, muchos.


Otro molino, este en peores condiciones de conservación, nos sale al paso. Es complicado mantener estos edificios en condiciones, más por el mal hacer de algunas personas que visitan la zona, que por el paso del tiempo.



Otro puente, ... Ellos disfrutan con cada paso sobre el río.


Y vuelta a la derecha.


Entre los árboles, observamos la Herrería de Bogo.


Y en las alturas la iglesia de San Pedro de Bogo.


Estamos en el final de ruta. En la zona se localiza un merendero, lugar ideal para comer.




La herrería impresionante. Por cierto, aunque observamos que el techo ha sido restaurado-arreglado, en la actualidad hay un agujero justo encima del mazo, que hace que la lluvia caiga sobre el mismo. Creo que es urgente y vital reparar dicho agujero para evitar daños en el mazo. Tampoco estaría mal poder ver en funcionamiento la herrería en algunas fechas de año. Desconozco a los propietarios y organismo-s encargados de dicho enclave, pero resulta palpable que es necesario tomar acciones inmediatas para evitar la degradación de la herrería. Ayudar y potenciar el desarrollo del entorno rural es fundamental para las futuras generaciones. Nadie mejor que los vecinos de la zona, para conocer las actuaciones que aquí deberían hacerse. La Xunta y la Consellería de Medio Rural debería actuar. El rural debe salvarse, y todo pasa por salvar y ayudar adecuadamente a las personas que aquí habitan. Los que habitamos en las ciudades debemos poner todo de nuestra parte, estando dispuestos a ceder un buen montante de impuestos para que el rural pueda seguir adelante.


Aunque en este punto podríamos dar por finalizada la ruta. En nuestro caso, al no disponer de segundo vehículo, nos dividimos. El grueso del grupo sigue hasta la Hermida, algo más de 3,3 kms. en su mayoría por carreteras secundarias. En esta localidad el bar-tienda de Manolo es un buen punto de parada. Gracias por atender a la familia. Mientras, otro miembro regresa al Zarro de Pedro, en un bonito ascenso de 9,5 kms. Se lleva bien, el entorno es único, y el rugir del agua ayuda. De regreso hay tiempo para hacer alguna fotografía. En la siguiente una familia de piedras. En poco más de 2h30m se llega al Zarro.



Es el momento de recoger al resto de participantes en La Hermida. Un día único, una ruta inolvidable.

Las siguientes fotografías son del atardecer del día anterior a la ruta, con uno de los pequeños haciendo descenso entre el Zarro y la aldea de Barreiros. Para otra mejor con casco.