martes, 24 de diciembre de 2019

Hallado el cuerpo de un hombre en unos barrancos en Vilanova de Meià

Hallan el cadáver de un hombre en una zona de barranquismo en Lleida
Los Bombers de la Generalitat han localizado este lunes en torno a las 16.06 horas el cuerpo sin vida de un hombre en una zona de barrancos en ...
FacebookTwitterMarcar como no importante
Hallado el cuerpo de un hombre en unos barrancos en Vilanova de Meià
Los Bombers han recibido el aviso para dar apoyo en la búsqueda de un hombre por esta zona, donde podría haber hecho barranquismo, y los ...
FacebookTwitterMarcar como no importante

lunes, 9 de diciembre de 2019

Ruta dos tres ríos. PR-G121 (Touro, A Coruña)

La Ruta de los Tres Ríos PR-G 121 transcurre a través de las parroquias de Touro, Fao, Cornado y Novefontes, todas ellas en el concello de Touro. El recorrido completo supone un total de 10 kms.

Fichero kmz de la Ruta dos tres ríos.

Página con información disponible AQUÍ

Entre las maravillas que esconde esta ruta, la Fervenza do Salta das Pombas, en las siguientes fotografías.



domingo, 8 de diciembre de 2019

Descenso de Cañones Córcega 2003 (fichas de actividad y descripciones)

Clue de Vacca (Bavella. Porto-Vecchio. Corse. Francia)

El Clue de Vacca, junto a la Purcaraccia, es uno de los totalmente recomendados en la zona del Col de Larone, en el sureste de la isla. La localidad de referencia para este cañón es Solenzara. Descenso corto, con un caudal considerable, de agua verde y cristalina, de cascadas espumeantes. Este descenso forma parte del río S. Pietro, curso principal que recoge el agua de muchos de los cañones de la zona, incluida la Purcaraccia y el Pulischellu.


Este descenso está compuesto fundamentalmente de pequeños rápeles y saltos. Destacar uno de los saltos de 4 m. en el primer tramo del descenso, tras el primer P10. Esta escavado en granito. Este corto descenso no pierde intensidad en todo su recorrido. Cañón que se puede utilizar como iniciación a los pequeños rápeles y saltos, siempre y cuando el caudal sea moderado (meses de julio a septiembre). Con un caudal elevado no se debe pensar en este cañón como uno de iniciación. Antes de todo descenso se recomienda evaluar el caudal y las condiciones, siempre cambiantes. Destacar la parte final más encañonada. A los pocos metros del final de la zona encañonada, localizad senda poco aparente a la izquierda. Ante la ausencia de hitos, dejamos colocado uno de pequeñas dimensiones. Este recorrido es intenso y corto, aproximadamente 2 horas, según grupo y caudal. El granito del macizo en el que se ubica el cañón es de grano medio a grueso. Su caudal suele ser considerable. Esta equipado para evitar, según el caudal, los rebufos generados por las cascadas. En algunos rápeles también se puede optar por instalaciones para hacer las dificultades en agua. En todo caso, se recomienda evaluar el caudal y las condiciones, siempre cambiantes. Ideal entre abril y septiembre. De los descensos que hemos realizados en Córcega este es al que le asignamos una segunda posición en interés, aspecto siempre muy subjetivo, después de la Purcaraccia. A planificar sin duda alguna.

En cuanto a la aproximación, la literatura consultada plantea nuevamente la aproximación desde la localidad de Zonza hacia Solenzara. Creemos que es un total error, sobre todo después de las obras en carreteras realizadas en abril y mayo de 2003. La aproximación en coche es la misma que la del Cañón de la Purcaraccia, cambia ligeramente el aparcamiento final. La aproximación óptima a seguir, partiendo de Tarco, o del propio Porto-Vecchio, es por la N198 hasta Solenzara. A la salida del pueblo coged a la izquierda la D268 dirección a Col de Bavella. En aproximadamente 25 minutos se llega al Col de Larone, dejamos a la derecha el aparcamiento del Cañón de la Purcaraccia, pasamos la curva cerrada con el sendero de la aproximación a la Purcaraccia, y continuamos 200 metros más hasta un punto, tras una curva muy cerrada a la derecha, en el que nos encontramos un gran aparcamiento a la izquierda (explanada de tierra). En este segundo aparcamiento dejaremos el único coche necesario para este descenso. Tras dejar el coche en dicho aparcamiento, retrocedemos varios metros hasta la curva cerrada a derecha que dejamos atrás. En el centro de dicha curva sale una senda muy marcada. Coged esta senda para, a los 4 o 5 minutos, con el valle del cañón al fondo, a nuestra derecha, continuar por una senda poco marcada a la derecha y señalizada por un hito, que desciende vertiginosamente hacia el curso de la Vacca. La pista muy marcada que abandonamos será la utilizada en el retorno. Tened cuidado de no pasarse esta senda, poco visible. Esta senda desciende rápidamente, confundiéndose en algunos puntos con un pequeño regato, casi seco, afluente de la Vacca. Buscad continuaciones del sendero a ambos lados y, en algunos puntos, progresad por el propio regato. Cuidado con los resbalones. El camino está marcado por una gran cantidad de hitos. En poco más de 40 minutos llegaremos al inicio del descenso.

Una vez en el curso, vemos un río ancho con un caudal considerable. Al iniciar un descenso de este tipo la pregunta es, ¿qué dificultades supondrá este caudal en las zonas de estrechamiento?. Tras unos cuantos metros, el río hace un giro de 90º a la derecha. Vemos un primer salto, que sirve para entrar en contacto con el descenso.



Tras este salto una gran marmita, de agua verdosa y transparente, nos da acceso a una segunda dificultad de mayores dimensiones. En la siguiente fotografía se observa la marmita de la primera dificultad.



En la segunda dificultad, hacemos un pequeño tobogán por su margen izquierdo. Continuamos progresando entre grandes bloques de granito. Llegamos a un primer rápel de 10 metros que, en instalación derecha, sobre un gran bloque, nos deja en una gran poza.




Este rápel nos deja a la izquierda de la cascada. Para continuar se tiene que atravesar por el margen derecho (izquierda de la cascada en la fotografía). Si el caudal es elevado utilizad las manos contra la pared para evitar que la corriente de la cascada os estampe contra la pared. Esta dificultad también es saltable. En este punto nos espera una poza alargada de grandes dimensiones que finaliza en una maravillosa cascada, tal vez lo mejor, estéticamente hablando, de todo el descenso. Esta dificultad, de 4 m., puede ser saltada o destrepada por su margen izquierdo. Las siguientes fotografías muestran la cabecera del S4 y uno de los puntos de salto recomendado si el caudal es considerable.





Una mirada atrás nos permite observar la maravillosa dificultad que acabamos de pasar. Destaca el color verdoso del agua. Más cristalina imposible.



En este punto nos encontramos con un escape a la izquierda, bastante vertiginoso. Continuamos con el descenso. Nos encontramos una nueva dificultad de 4 m. Salto delicado que se puede rapelar en el margen derecho sobre un natural en un bloque empotrado.



Se aprecia un cierto caudal.



Tras este punto llegamos al rápel de mayores dimensiones de este descenso, un P12. Se aprecia instalación a ambos lados. Dado el caudal decidimos hacer una pequeña trepada hasta la instalación del margen derecho, formada por parabolts y químicos.



De los descensos realizados en Córcega, es el primero en el que nos encontramos químicos. En general está bien equipado, diversas instalaciones, algunas de ellas con químicos, para mi gusto, un poco altos. En la cabecera del P12 comprobamos que el cordino de reunión está bastante destrozado. Decidimos montar uno nuevo y sustituir el existente. Decidimos utilizar los químicos para instalar la cuerda. Para facilitar el ascenso hasta la instalación, un poco delicado, y el paso cerca de la lengua de la cascada, instalamos una cuerda “quitamiedos”. En la base se aprecia una gorga de grandes dimensiones, con una gran cantidad de troncos empotrados en uno de sus laterales. El agua nos muestra toda su gama de verdes. Este P12 constituye, como segunda posibilidad, un salto delicado. Evaluad y revisad siempre el punto de recepción.



Tras esta dificultad nos encontramos algunos destrepes y saltos. Uno de ellos, un P4, equipado con un químico en el margen derecho, que se recomienda rapelar. Salto muy peligroso, con rocas en algunos puntos del fondo a poca profundidad, que aconsejamos rapelar. Que monte la cuerda el más alto del grupo. Carlos Cainzos, la torre del grupo, se hace cargo. Químico un poco alto.



Después tenemos algunos saltos, totalmente recomendados y sencillos. Evaluad y revisad siempre el punto de recepción. Los fondos son siempre cambiantes. Destacar un S4, saltable en plena espuma de la caída de agua.



Seguimos con la progresión. Un nuevo salto (S3) se nos cruza en el descenso. Seguimos saltando.





Tras este punto nadamos por una poza alargada de grandes dimensiones y agua cristalina de fuertes tonos verdosos. Continuamos unos pocos metros más y tras un par de destrepes, estamos fuera de la zona estrecha de la Vacca.



Unos pocos metros más, una senda poco aparente en el margen izquierdo constituye el inicio del retorno. Tened cuidado de no pasarse de este punto. Ante la ausencia de hito decidimos ubicar uno de reducidas dimensiones.

Este sendero asciende rápidamente. Seguid el sendero más aparente. No dejarnos guiar por algunos hitos que intentan seguir atajos. Mejor continuad por el sendero principal. Salid del sendero principal puede ahorrar tiempo pero, en contrapartida, embarcarte un poco en algunas trepadas. En la siguiente fotografía se muestra el inicio del retorno del Cañón de la Vacca por un atajo.



El sendero circula entre bosques y bloques.



Se asciende un primer nivel. A los 20 minutos se aprecian diversos senderos, continuad ascendiendo en todo momento. Un segundo tramo del retorno nos mete en una segunda pendiente. Progresivamente vemos más lejos el valle de la Vacca.





Tras una nueva pendiente el sendero discurre horizontal. Se trata del que abandonamos en la aproximación. Rápidamente progresamos y nos encontramos con el hito y la senda poco marcada utilizada en la aproximación. Al fondo vemos el macizo de Bavella, confluencia de los valles de la Purcaraccia y la Vacca, el coche está muy cerca.



Progresamos por la misma pista de la aproximación para, a los pocos minutos, llegar a la D268 y al coche. Esta es una actividad de equipo y, en esta ocasión, este ha constituido el último descenso de la actividad Córcega 2003.



Únicamente nos quedan por delante 3 horas de coche para coger el ferry, 6 horas de navegación y 13 de coche para llegar a Coruña.






INFORMACIÓN DE INTERÉS (CAÑÓN DE LA VACCA)

Roca.                    Granito
Longitud.             1200 m.
Desnivel.              -100 m.
Periodo.               De abril a septiembre. Evaluar caudal. Riesgo de riadas y crecidas
Equipamiento.   Bueno (parabolts y químicos –un poco altos-). Se aconseja revisar el estado de los cordinos de reunión en las cabeceras.
Material.               2x15m., 1x10, cuerda de “backup”, equipo de descenso, equipo de
                             ascenso, cordinos, cinta de anclaje, casco y neopreno indispensable.
Horarios.              Acceso: 45m desde el coche / Descenso: 2h / Retorno: 45m a 1h
Bibliografía.      - Hubert Ayasse, Philippe Dubreuil.: “CORSE paradis du canyoning. 40 descentes à dècouvrir”ISBN 291179750-7. DCL Editions. 2001.
- Michelin. Ediciones de Viaje. “Corse-du-Sud, Haute-Corse”. nº 345. 2000.
Dificultad.            Grado 3
ATENCIÓN. Todos los cañones sufren modificaciones constantes, tanto por causas naturales (crecidas, desprendimientos, etc.), como por artificiales (modificación de instalaciones). Verificar siempre la situación, el caudal y las distintas dificultades de los cañones.

Canyon de Dardo o Ruisseau de Dardu (Calanches de Piana. Deux-Sévi. Porto-Piana. Corse. Francia)

El cañón del Dardo es uno de los recomendados en la zona del Noroeste de Córcega, en la región de Deux-Sévi. La localidad más próxima a este descenso es Piana, en plena zona de les Calanches (Patrimonio Mundial por la UNESCO). Su segundo P30, parcialmente aéreo, y la posibilidad de un retorno de 50 minutos por el Mediterráneo, que requiere aletas, gafas de buceo y tubo, es más que suficiente para seleccionar este descenso. El Dardo atraviesa en su recorrido les Calanches y desemboca, tal y como se ha comentado, en el Mediterráneo. Este descenso está compuesto fundamentalmente de rápeles de dimensiones medias y destrepes. Destacar la elegancia y entorno de su segundo P30. Este cañón esta escavado en granito. Se puede estructurara en cuatro tramos, uno primero muy corto abierto, uno segundo encañonado de múltiples rápeles y de ambiente espeleo, un tercero de rápeles de menores dimensiones y más separados, y un cuarto largo de destrepes pequeños. Tras este último tramo llegamos, en una desembocadura abierta, al mar. En el segundo y tercer tramo no se aprecian escapes aparentes. Al final del tercero se encuentra, identificado por un gran hito, el sendero de retorno del descenso si no se hace por mar. Si se opta por esta última opción, por mar, evaluad previamente el estado del mar. Este recorrido es intenso y de una cierta duración, aproximadamente 5 horas. El granito del macizo en el que se ubica el cañón es de grano medio a grueso. Descenso de nivel medio que requiere un cierta resistencia física y buen manejo de cuerdas en travesía. Cañón que no se puede considerar de iniciación. Su caudal suele ser reducido, aunque antes de todo descenso se recomienda evaluar el caudal y las condiciones, siempre cambiantes. Ideal entre abril y septiembre.


En cuanto a la aproximación, consultando el Mapa “Corsica. Carte Stradali delle Región”, vemos la D84 que, cerca de la localidad de Corte, atraviesa la isla hasta Piana. La selección de esta ruta se puede considerar un error, aunque un acierto desde el punto de vista turístico, nada aconsejable si queremos minimizar tiempos en la aproximación. En el mapa consultado vemos esta ruta en rojo, pensando en una carretera nacional. Posteriormente, comprobamos que esta carretera es una regional viendo que, en el Mapa nº 345 “Corse-du-Sud, Haute-Corse”, de Michelin, la identifica claramente en amarillo. De todas formas, recomendamos la ruta, considerando que se parte de la costa este de Córcega, en nuestro caso desde Tarco (Tarco – coger la N198 – SolenzaraGhisonacciaAlériaCaterragio – coged la N200 – Corte – coger la N193 – VenadoBocognanoMezzavia – coged la D81 – TiucciaSagonaCargesePiana). Ubicados en la zona de Piana, continud por la D81, en dirección a les Calanches. Antes de llegar a sus verticales paredes, a 300 metros de Piana, la carretera cruza por un puente encima del Cañón del Dardo. En la aproximación se emplean cerca de 3 horas de coche. Considerad este tiempo como mínimo en el contexto del total empleado en el descenso. Previo al descenso, comprobamos desde Piana, al inicio de la carretera que desciende a la playa de Ficajola, el estado del mar. Desde el mismo pueblo comprobamos el buen estado del mar. Por lo tantodecidimos hacer la integral y salir por el mar. En la siguiente fotografía se muestra la vista desde Piana de la playa de Ficajola.



Es totalmente aconsejable disponer de un segundo coche en la playa de Ficajola para el retorno. Se recomienda en este descenso el uso de dos coches, dejando el segundo, de retorno, en dicha playa. Regresamos al puente de la D81 sobre el Dardo. Unos metros antes dejamos el coche.



La aproximación desde el coche es de 0 minutos, casi se puede saltar desde el coche. Una vez en el puente bajamos hacia el curso por su margen izquierdo. Desde un saliente se puede hacer un salto a la poza bajo el puente (siguiente fotografía).



En la recepción del salto se toca en el fondo. Evaluad profundidad y punto de recepción si se decide efectuar. Un tramo pequeño de resaltes nos lleva a una pequeña presa. En el margen izquierdo localizamos una instalación sencilla que sirve para meternos en cuerda hasta la cabecera del rápel (doble spit con chapa y cordino). Claramente estamos en el primer P30. El agua de la cascada se escapa por una pequeña compuerta de la presa. Tras el P30 vemos un molino y algunas huertas. Un cartel nos informa de que es propiedad privada. Progresad por el curso de agua para evitar entrar en la propiedad. A los pocos metros el cañón, bastante abierto hasta el momento, hace un giro a la izquierda. Hasta este momento nada de gran interés. En este punto empezamos a vislumbrar lo que verdaderamente constituye el cañón. Al fondo observamos las paredes verticales y el estrechamiento del descenso. 



Rápidamente entramos en vertical. Un primer rápel de 15 metros, equipado a izquierda, nos deja en la cabecera del P30, enlazando las dos cabeceras sin salir de cuerda. La cabecera esta formada por dos spits con chapa y cordino y doble maillón.

Hasta la fecha nos preguntamos la razón del doble maillón. De repente comprendemos que utilizan doble maillón para modificar el sentido de la cuerda en la recuperación. Tal vez sería mejor utilizar anillas, o químicos. La instalación queda un poco alta. Equipamos una cinta como punto de reunión y seguro. Comprobamos que el estado de los maillones no es muy bueno. El que está en la chapa tiene un surco considerable. El segundo maillón no está mucho mejor. Evaluamos el estado, pensando en la posible idoneidad de meter uno nuevo. Finalmente decidimos darle la vuelta a los existentes y continuar. Se recomienda hacer esta evaluación en todas las cabeceras antes de progresar. Este rápel tiene una pequeña rampa inicial que, a los pocos metros, nos deja en el P30, casi aéreo, entre estrechas paredes, que se parece más a una sima que a un rápel de cañón. El agua cae sobre nosotros en toda la vertical. El ambiente es digno, amplio y, tal vez, lo mejor de todo el descenso.




En la base se observa una gran marmita, de paredes muy excavadas y verticales de grandes dimensiones. La recuperación de las cuerdas es rápida. Se debe tener cuidado en balancear las cuerdas para evitar una fisura en plena arista de la vertical, que podría dejar empotrado el nudo de empalme. Las siguientes fotografías muestran la base del P30 en la recuperación de cuerdas.




El granito refleja todo tipo de formas.



El descenso progresa muy encañonado y sobre todo tipo de rápeles de diversas dimensiones, estamos en la parte más interesante y deportiva. La progresión se sucede buscando las cabeceras de las instalaciones en los distintos rápeles.



En muchas de las dificultades se aprecian instalaciones tanto en el margen derecho como izquierdo. También sobre naturales, cordinos con maillón. Destacar algunos pozos (rápeles) encadenados, en sombra absoluta, casi oscuros. En algunos se observa una instalación en cabecera a un único párabolt, en aproximaciones a cabecera algo expuestas. También vemos algunas improvisaciones de pasamanos en naturales para mejorar la seguridad en dichas aproximaciones. Evaluad toda progresión y actuar en consecuencia. Con los ajustes oportunos la progresión tiene unos niveles de seguridad aceptables. En algunas ocasiones nuestros pies se separan de la pared, aunque no llegan a ser aéreos totalmente.



Los rápeles se suceden y llegamos a un tobogán de 12 metros. Decidimos rapelarlo sobre un natural, equipado con cinta y maillón. El descenso cada vez está menos encañonado. Se puede disfrutar, tras diversos rápeles, de un salto de 7 metros, de buena y sencilla recepción. Continuamos progresando observando un incremento en la vegetación. El cañón va perdiendo verticalidad y los destrepes se suceden.



Tras progresar por el río entre 15 y 20 minutos, llegamos a la confluencia con el Vallon des Roches, posible punto de retorno a la derecha, señalizado por un hito, que asciende en gran pendiente a la D81.

Como se ha decidido salir por el mar, se continúa por el curso. Este último tramo se hace largo y algo pesado. Contad con 1 hora como mínimo para llegar a la desembocadura, según caudal y grupo. La progresión se ve amenizada por algún rápel y pequeños destrepes.







Para reducir tiempos y salir a una hora prudencial decidimos acelerar el paso. La progresión es rápida. No se para en ningún momento, únicamente algunos pequeños ajustes en el material. Los minutos pasan y no se aprecia el mar.

Rápidamente empezamos a ver los primeros signos marinos, gaviotas sobre nuestras cabezas. No pasa mucho tiempo hasta ver la línea del mar al fondo. Tras varios minutos de progresión, llegamos a la desembocadura.



El río se abre al mar, perdiendo gran parte del encañonamiento. Unos pocos pasos más y podemos tocar agua salada, estamos en el cambio de contexto de agua dulce a agua salada.



El tiempo estimado del descenso entre el puente de la D81 (inicio del descenso) y la desembocadura, pensando en un grupo medio 3 o 4 personas, es de 5h 30m a 6h.
Es tiempo de preparar el material de retorno por mar (aletas, gafas y tubo).



Para llegar a la playa de Ficajola se debe seguir la costa a la izquierda. Procurad coger la suficiente separación de las rocas para evitar accidentes. Aunque las sacas constituyen un ligero incordio en la progresión, se avanza de forma ligera. En todo momento hacemos incursiones al borde rocoso, formado por pequeñas paredes de granito, para observar el fondo marino en detalle. Todo un espectáculo, aunque esto es otra historia. En la siguiente fotografía podemos ver a Ana en modo progresión marina.



Preferimos el agua dulce, aunque este retorno constituye uno de los puntos más atractivos del Dardo, sin olvidarnos de su segundo P30. Tras aproximadamente 40 minutos y atravesar varios salientes de roca, que no revisten riesgo aparente, divisamos la playa de Ficajola. Unos cuantos minutos más y estamos en plena playa, formada por piedras de pequeñas dimensiones. En la siguiente fotografía observamos la progresión por mar en la parte final hacia la playa de Ficajola.



Las siguientes fotografías muestran la salida en la misma playa.





Aunque este recorrido es accesible a cualquier deportista del ámbito de los cañones-espeleo, se recomienda un ligero fondo físico para hacer el recorrido completo y, sobre todo, saber nadar bien.

Una vez en la playa, ascendemos por su margen izquierdo, derecha de subida, para, a los 4 o 5 minutos, llegar al aparcamiento y al coche.

Esta isla, además de cañones, tiene otras muchas posibilidades, por ejemplo el esquí. En la siguiente fotografía unos remontes.




INFORMACIÓN DE INTERÉS (CAÑÓN DEL DARDO)

Roca.                    Granito
Longitud.             3500 m.
Desnivel.              -450 m.
Periodo.               De abril a septiembre.
Equipamiento.     Regular (spits con chapa y maillones, algunas reuniones intermedias con una única chapa, naturales)
Material.               2x35m., 1x25, cuerda de “backup”, equipo de descenso, equipo de ascenso, cordinos, cinta de anclaje, casco y neopreno indispensable. Se recomienda meter equipo de instalación, spits, maillones y algunas chapas con anilla.
Dificultades.        S3, P30, P15, P30, P10, P22, P20, T12 (rapelable), P10, P6, P15, S7 (rapelable), P10, P5, resaltes
Horarios.              Acceso: 0m desde el coche / Descenso: de 5h 30m a 6h según caudal y grupo / Retorno (por mar): 40m a 50m
Bibliografía.         - Hubert Ayasse, Philippe Dubreuil.: “CORSE paradis du canyoning. 40 descentes à dècouvrir”. ISBN 291179750-7. DCL Editions. 2001.
- Michelin. Ediciones de Viaje. “Corse-du-Sud, Haute-Corse”. nº 345. 2000.
Dificultad.             Grado 3

ATENCIÓN. Todos los cañones sufren modificaciones constantes, tanto por causas naturales (crecidas, desprendimientos, etc.), como por artificiales (modificación de instalaciones). Verificar siempre la situación, el caudal y las distintas dificultades de los cañones.