domingo, 27 de junio de 2010

Garganta de las Nogaledas (Navaconcejo-Cáceres)

Garganta de las Nogaledas (Navaconcejo-Cáceres)
nino.sdr@gmail.com

Descenso realizado el 20 de junio de 2010.

Sin duda alguna el descenso más divertido de los realizados en este encuentro. Entre otras muchas cosas, por ser el de mayor número de asistentes. En este caso se incorporaron varios miembros del EC/DC Asturias, Madrid et al. (Leticia, Laura y Alex) y miembros del MadTeam (Araceli, Cristina y José)

Aunque este descenso se puede hacer a dos coches, Leticia nos convence para hacerlo a uno. El paseo vale la pena. El descenso es divertido, con agua, y con la necesidad en algunos casos de utilizar nuestra imaginación para decidir dónde instalar las cuerdas. Como nota de seguridad, el fondo es terroso, y lo que parece cubrir un montón, resulta todo lo contrario. Mucho cuidado en este descenso con los saltos sin comprobar profundidad.

Se incluye un completo reportaje fotográfico con la totalidad de las dificultades del descenso por orden de aparición.
























Incluimos un pequeño video, titulado aterriza como puedas. La verdad, lo pasamos como niños.

video










































Después de este descenso los abrazos obligados entre ecedecianos para despedirnos, esperando vernos pronto en otra. El resto del día lo dedicamos al único deporte de riesgo que practicamos, conducir por nuestras carreteras. De regreso paramos en un pueblo que recomiendo totalmente, una auténtica maravilla, aunque demasiado maqueado para el turista. Se trata de Candelario, en la provincia de Salamanca, muy cerca de Béjar. Se incluyen algunas fotografías.








Sed buenos, y recordad que en el EC/DC están prohibidos los accidentes.

Encuentro Ecedeciano de Descenso de Barrancos Extremadura

2 comentarios:

Salvador dijo...

Autênticos Oásis estes barrancos!

Nino dijo...

De los descensos planificados creo que este es el que más gusto a todos los que nos juntamos en la zona. Aunque la verdad, viendo a los que nos juntamos, si nos dan un vaso de agua, aunque no esté lleno, somos capaces de hacer un descenso divertido.