jueves, 27 de agosto de 2020

Souto da Retorta (Viveiro, Lugo)

 Pequeño paseo para ver a "o avó" (el abuelo), eucalipto plantado en 1880, con 62 metros de altura, y un tronco de 7,55 metros de perímetro. Es considerado el árbol más grande de España. !Eucalipto tenía que ser!. Ruta y "track" disponible aquí.












Camín Encantau (Valle de Ardisana, Asturias)

Ruta circular para los más pequeños en las proximidades de Llanes. En total 11 kms.

Ruta y "tracks" disponible aquí.



































viernes, 29 de mayo de 2020

Descensos del Valle de Trebusa (Gacnik, Prsjak, Mkcova Grapa y Srna Grapania)

Entre los descensos que teníamos planificados en Eslovenia destacar el Gacnik, en el valle de Trebusa. Se trata de un descenso largo, con más de 4 kilómetros y por encima de las 8 horas y 15 kms. entre los dos coches necesarios para el descenso. Señalar que el valle de Trebusa aglutina una gran cantidad de descensos destacando, además del Gacnik, los de PrsjakMkcova Grapa y Srna Grapa. El valle de Trebusa se localiza al sureste de la localidad de Tolmin. Tras localizar el aparcamiento de final del descenso del Gacnik, recorremos los 15 kilómetros de carretera que lo separan de la cabecera e inicio del mismo. De acceso casi inmediato, en el inicio nos encontramos un cartel que informa de la prohibición de la práctica del descenso de cañones en el Gacnik.


Otro más, descanse en paz. La multa en el caso de tocar el agua es de 100.000 SITs, algo así como 450 €. También se proporciona un teléfono (LTO Sotocje, 05/3800480). Tras ponernos en contacto con dicho teléfono, se nos informa de la total prohibición del Gacnik. Como es lógico, recorremos el sendero en su inicio para contemplar sus primeras dificultades.




Como es norma en nuestro caso, y con una cierta desilusión, decidimos abortar el descenso del Gacnik y hacer otro de los del Valle de Trebusa. La correspondiente normativa ha salido con posterioridad al libro de Jourdan y Fiorina, no encontrando, como es lógico, referencia alguna a este hecho. De todas formas, hay otros muchos cañones en Eslovenia, únicamente lo siento por el Gacnik. Otro más para apuntar entre los descensos que no podré hacer en mi vida.

Posteriormente nos encontramos carteles similares en los demás descensos de la zona (Mkcova Grapa y Srna Grapa). Únicamente en el descenso del Prsjak el cartel informativo difiere del resto ligeramente. En este caso se permite el descenso únicamente acompañado de profesionales de la zona. Volvemos a llamar al teléfono de referencia para ver la posibilidad de hacer el descenso del Prsjak. Nuevamente nos indican que está prohibido y que, de ser el caso, tendríamos que contactar, por ejemplo, en la ciudad de Tolmin, con una empresa de descenso de cañones. Abandonamos la zona al ser poco amigable para nuestro deporte.

El castillo en una cueva de Predjama (Postjojna, Eslovenia)

Espectacular castillo construido dentro de la boca de una cueva. Todo tipo de información del Castillo de Predjama disponible aquí. La cueva en la que está construido en realidad se trata de un sistemas de -500 metros y 15 kms. de desarrollo. En la siguiente fotografía podemos apreciar su aspecto exterior.



En la siguiente fotografía un esquema topográfico resumido del sistema Presek Jamskega, en el que se ubica el castillo.


En las mazmorras de este castillo nos encontramos al último barranquista pillado dentro de unos de los cañones prohibidos del valle de Trebusa (siguiente fotografía). † D.E.P. 


Aún en esta tortuosa postura, clamaba por la defensa y correcta regulación de nuestra práctica deportiva. Al acercarnos le oímos susurrar algo sobre los cañones en Picos de Europa y de otros enclaves de este nuestro planeta haciendo, no escuchamos bien el término, una cierta alusión a los gestores de dichos enclaves. Prohibir todo por decreto es un proceder carca y de tiempos pasados. Se puede disfrutar de la naturaleza siempre de la perspectiva de todo nuestro respeto al entorno natural, nos comentaba el maltrecho barranquista. 

Tras despedirnos del barranquista, continuamos nuestra andadura por el castillo. En el interior nos encontramos unos artilugios de hierro, inventos del hombre de cueva que habitaba el castillo para captar y almacenar agua. En las siguientes fotografías podemos apreciar dos captadores de agua cavernícolas.



Algo así hacíamos los espeleólogos, en el pasado, para captar agua para nuestros carbureros.

En la siguiente fotografía podemos observar el depósito encargado de almacenar el agua procedente de los captadores.