miércoles, 16 de enero de 2013

Vía Verde de la Terra Alta y Vía Verde del Baix Ebre (Estación Arnes-Lledó a la Estación de Benifallet, Tarragona)

Una de las vías verdes, más bien dos que están unidas, que nadie se debe perder. Ideal para hacer con niños. Casi siempre descendiendo. Totalmente recomendable. Según los niños, se puede hacer la vía verde en una jornada recorriendo 30 kms. o, mucho más recomendable, complementarlo con baños en los ríos, y otras visitas, en dos jornadas.:

- Primera jornada. De la estación Arnes-Lledó a la estación de Bot (total 13 kms.)
- Segunda jornada. De Bot a Pinell de Brai (11 kms.), finalizando la Vía Verde de la Terra Alta y continuar por la Vía Verde del Baix Ebre desde Pinell de Brai a la estación de Benifallet (5 kms. más aproximadamente). En total 16 kms. en la segunda jornada. Después de la estación de Benifallet la Vía Verde del Baix Ebre discurre próxima a carreteras, por lo que el entorno pierde espectacularidad. Además, la estación de Benifallet es, sin duda alguna, el mejor punto, en el caso de ruta con niños, para finalizar el recorrido.

Ruta Vía Verde de la Terra Alta (fichero kmz para google-earth aquí)


Ver Vía Verde de la Terra Alta (Estación Arnes-Lledó a la Estación de Benifallet, Tarragona) en un mapa más grande

Ruta Vía Verde del Baix Ebre (fichero kmz para google-earth aquí)

 
Ver Vía Verde Baix Ebre (Estación Arnes-Lledó a la Estación de Benifallet, Tarragona) en un mapa más grande


Estas vías verdes, junto a la del Plazaola (Navarra), son las dos mejores que hemos hecho, especialmente pensando en recorridos con niños. Por el momento, son las únicas rutas en bicicleta para niños a las que hemos asignado 5 estrellas.

Entre los consejos básicos.:

- Indispensable frontales. Atravesaremos más de 30 túneles.
- En verano mucho calor. Cuidado con los pequeños. Equiparlos con gafas de sol, crema protectora e hidratarlos bien. Aunque hay algún punto con agua en el recorrido, indispensable agua en la mochila para los pequeños.
- En el caso de mucho calor, descansar en algún momento en la entrada o salida de alguno de los muchos túneles que atravesaremos.
- Si se dispone de dos vehículos se puede hacer combinación. En otro caso, como siempre, un adulto a desandar el recorrido para recoger el coche de cabecera.
- Ruta no apta para bicicletas con ruedines.
- Indispensable el bañador. En el recorrido hay algunas zonas de baño.
- El resto, lo de siempre, comida, un pequeño botiquín, etc., etc.

Partimos de un aparcamiento próximo a la estación de Arnes-Lledó. Para llegar a ella, en la carretera de Arnes a Horta de Sant Joan, a mitad de camino, un desvío a izquierda nos llevará a un aparcamiento, unos cuantos metros antes de la estación Arnes-Lledó. En este punto, se localiza un acueducto, por el que circula la vía verde. Muy recomendable, antes de empezar a pedalear, descender por sendero al Riu Algars. En esta zona se localiza una zona de baño en la que los pequeños se lo pasarán muy bien.

En la siguiente fotografía el acueducto de inicio de la Vía Verde de la Terra Alta, punto de partida, y la zona de baño.


En nuestro caso, al llevar niños pequeños, decidimos hacer, después de visitar esta zona de baño e inicio de la ruta, la segunda jornada (16 kms.), desplazándonos a la localidad de Bot. En la estación de Bot encontrarás una fuente. Después de este punto no recuerdo la existencia de más fuentes, por lo que no te olvides meter agua.

En una segunda visita en 2013 a esta vía verde, con el más pequeño sin "ruedines" (en la visita anterior la hizo en una silla porta-niños) decidimos hacer en un día una ruta más grande. Salimos de la estación de Horta de Sant Joan para finalizar en la estación de Benifallet. Además, para nuestra sorpresa, uno de los pequeños, al final de la ruta, y con una bicicleta de niños sin cambios, decidió acompañarme de regreso a Horta de Santo Joan por el vehículo. En total, el pequeño se ha metido 51 kms. de bicicleta. Realmente estos enanos aguantan mucho, mucho. En este sentido, señalar que a cierta edad les hace mucha ilusión llevar un dispositivo en la bicicleta que les proporciona la velocidad y distancia recorrida. Además es muy útil para plantearles, jugando, problemas relacionados con distancias y velocidades. Todo sirve para el proceso de aprendizaje y, si es de forma práctica, mucho mejor.

En las siguientes fotografías el tramo entre Horta de Sant Joan, localidad que te recomendamos visites, y Bot.

Los edificios de la estación de Horta de Sant Joan están en clara decadencia. Nuevamente una pena que estos edificios se pierdan y, tal y como están evolucionando, terminen por caerse.



A los pocos metros un puente.



Y un poco más abajo, el primero de un gran número de túneles que atravesaremos en esta jornada. Señalar que en ninguno han sido necesarios nuestros frontales. Todos ellos están iluminados. De todas formas, es totalmente aconsejable llevar frontales, por si falla la iluminación de alguno de ellos. 



Las montañas de caliza se levantan espectaculares a lo lejos.


Y seguimos con más túneles, como los dos siguiente.



Algunas zonas de descanso, con bancos, y unas vistas muy bonitas, invitan al descanso. Llevamos poco sobre las bicis y decidimos seguir nuestro camino.


Y como es la tónica general de esta vía verde, seguimos con más túneles, que llaman mucho la atención a los pequeños.



También atravesamos algún puente de gran altura. Señalar que presenta unos mecanismos de seguridad muy buenos, con alambrada a ambos lados para evitar posibles caídas. Algo que, unido a la ausencia de coches, es muy de agradecer. 


Y más túneles.



Y puentes.



Y como era de esperar, más túneles. Todo un disfrute para los niños.


En la siguiente fotografía saliendo de la estación de Bot. Aunque veas una bicicleta con ruedines, no se recomienda en absoluto esta ruta para este tipo de vehículos (mejor en silla portaniños).


Y en la siguiente de nuestra segunda visita de 2013. Los bichos crecen.


Después de unos metros un pequeño puente sobre nuestras cabezas.


Y un largo tramo de descenso en el que casi no es necesario pedalear y abundan los túneles. Hemos perdido la cuenta de los que llevamos.





En algunos puntos nos llama la atención las montañas.


Por cierto, ¿qué piensas que vendrá ahora?. Acertaste, otro túnel.




Después de pasar la estación de Prat de Comte, a la izquierda veremos el encañonamiento del Riu Canaleta, otra de las zonas muy recomendables para un baño con los pequeños. Se puede acceder desde el Balneario de la Fontcalda, al que podremos descender un poco más adelante de vislumbrar el Riu Canaleta. En las siguiente fotografías el tramo antes de llegar a la zona del Riu Canaleta, en la que recomendamos un baño en sus pozas. Más información sobre la ruta-sendero por el "Riu Canaletes" en Fontcalda disponible aquí.





A la altura del balneario decidimos bajar al "Riu Canaleta", en el que nos daremos un baño y haremos una ruta de "pateo", antes de seguir nuestra camino sobre dos ruedas. Aunque a esta ruta le dedicaremos su propia entrada.




Seguimos la ruta con el río antes nuestros ojos en muchos puntos.

 



Un túnel se ha hundido y es necesario utilizar un camino alternativo. Pronto volvemos al trazado de la vía.



También encontramos algún pequeño parque, con columpios, y zonas de descanso.




Seguimos con uno de los mayores atractivos de la ruta, los túneles.

 
 


Alguno aprovecha para echarse una cabezadita en plena ruta.


Otros siguen explorando túneles.


Varios túneles están iluminados. Con tanto túnel, seguro que será complicado mantener toda esta iluminación operativa. Para los niños, aunque estén iluminados, siempre piden que se les pongan los frontales.






Y llegamos al destino, a la estación de Benifallet. Sin duda alguna, el mejor punto para que los pequeños esperen mientras algún adulto regresa en bicicleta por el coche de cabecera. Los niños se lo pasaron muy bien en la tumbona del bar-restaurante de la estación.


Quiero agradecer a la gente del bar-restaurante e instalaciones de la estación de Benifallet el magnífico trato que nos han dado en esta nuestra primera visita a esta ruta. Es un placer encontrar gente en el mundo de la hostelería siempre con una sonrisa en la cara, muy agradables, especialmente con los niños, dispuestos a informarte de cualquier pregunta de lugares de la zona, etc., etc. Además, por la noche, cenamos en este restaurante. Todo fenomenal. Muchas gracias por todo. Volveremos pronto. En el caso de que necesites alojamiento, en estas instalaciones tienen un albergue y una pensión.

En nuestra segunda visita, en 2013, a esta vía verde, el propietario-socio del bar de la estación de Benifallet sigue igual de agradable aunque, uno de sus camareros, que nos atendió, todo lo contrario a lo que nos encontramos en nuestra visita anterior. Los redondeos a la hora de cobrar o el querer auto-incorporarse la propina no es buena práctica. Esto unido a una cierta sequedad en el trato por su parte, nos llevó a no quedarnos a cenar en esta ocasión y cambiar por otro lugar. En este sentido, Horta de Sant Joan es una localidad preciosa, con mucho que ver y visitar. En su plaza hay varios bares con unas tapas y raciones muy ricas, como por ejemplo el Bar Restaurante Graus, y a unos precios aceptables. Además sus habitantes son muy agradables. Incluso me permití el lujo de pedir pulpo a la gallega en uno de sus bares y, por cierto, aunque en la talla no se parece en nada al nuestro, su preparación es muy buena.

En la siguiente fotografía en la estación de Benifallet en nuestra primera visita a esta vía verde.


Todo tipo de información y descripción sobre la Vía Verde de la Terra Alta aquí 
 

2 comentarios:

Bernard Datcharry dijo...

Buenas tardes, me llamo Bernard Datcharry, co-autor de guías para bicicleta (www.guiasenbici.com). Necesitaría entrar en contacto con el autor de las salidas en bici por vías verdes. Estaría interesado en publicar unas de sus fotos en una guía que estamos proyectando. ¿Tendría la amabilidad, si lo ve bien, mandarme un pequeño mensaje a bicimap@gmail.com. Muchas gracias.

Nino dijo...

Hola Bernard, enviado email.