lunes, 6 de octubre de 2014

Estrechos del Puntillo (Bierge, Sierra de Guara-Huesca)

Después de varios días seguidos de rutas en bicicleta, descensos de barrancos, etc., etc., decidimos darnos y darles un día algo más relajado con un descenso que nos suponga poca actividad. Dedicaremos un día de transición-descanso a los Estrechos del Puntillo. Un descenso tranquilo, sin dificultad técnica, ni necesidad de equipo de vertical, pero al igual que otros, en un entorno muy bonito y con algunas dificultades para disfrutar.

El mítico barranco de la Peonera Inferior está formado por dos tramos, los Estrechos de los Fornazos y los Estrechos del Puntillo. Entre ambos tramos se localiza la Fuente de Tamara, en una zona abierta y tranquila. En esta ocasión, buscando un día relajado, haremos el descenso de este segundo tramo, iniciando el descenso en la Fuente de Tamara para introducirnos en los Estrechos del Puntillo.

La aproximación, a un único coche, la iniciamos en el aparcamiento de la Presa de Bierge. Para llegar a esta zona cogeremos la carretera de Bierge a Morrano. A los 2 kms. aprox. de Bierge encontraremos la conocida Presa de Bierge, con una subida a derecha a un aparcamiento. En esta zona existe un bar-cafetería. Evitad los domingo de los meses de verano, al estar invadida la zona por un gran número de bañistas. Desde este aparcamiento hay carteles que señalizan la ruta a los Estrechos del Puntillo y la Fuente de Tamara. Por la parte alta-superior del aparcamiento cogeremos un ancho camino de tierra, que seguiremos en todo momento (siguiente fotografía). Aunque es posible circular por este camino en coche, hacia otro aparcamiento, mejor dejarlo en la presa de Bierge y hacer eso que tanto nos gusta, caminar. En la siguiente fotografía por este primer tramo de camino.


Más adelante el camino se convierte en sendero, muy bien señalizado y con vallas de protección en madera. Un largo tramo de sendero acondicionado para progresar en silla de ruedas y también para invidentes. Carteles informativos también en braille.


Seguiremos el sendero, con varias suidas y bajadas. En un punto del sendero una bajada a los Estrechos del Puntillo. Seguiremos el sendero principal, sin coger este desvío, hacia la Fuente de Tamara. En el último tramo de la aproximación volvemos a un camino ancho, con fuerte pendiente. En la parte alta, cogeremos camino ancho con fuerte descenso, que nos llevará a las Fuentes de Tamara, punto de partida del descenso.

Poco antes de llegar en fuerte descenso a las Fuentes de Tamara, unos metros de sendero a la derecha nos asoma a un punto en el que vemos el tramo final de los Estrechos de los Fornazos (siguiente fotografía).


Seguiremos nuestro camino descendiendo hasta el río, unos metros arriba nos encontramos con las Fuentes de Tamara (siguiente fotografía). El tiempo de aproximación desde el aparcamiento de la presa de Bierge supone entre 1h30m y 2h.


Con los neoprenos puestos iniciamos descenso por cauce ancho.


Disfrutando del agua. Uno de los pequeños apunta que prefería los Oscuros del Balcez. Se le indica que todo río es bonito y que tenemos que ver lo que nos sale al paso, que habrá tramos bonitos y otros más bonitos.


Pero pronto el cauce cambia y entramos en los Estrechos del Puntillo. No acceder por la zona inicial de la estrechez y evitar que los niños atraviesen el cauce en la zona de corriente de acceso a los estrechos. El agua cae con mucha fuerza y no es zona, en absoluto, para meterse. Seguiremos por uno de los márgenes para, mediante un salto, acceder a la zona de estrechos. En la siguiente fotografía el punto de salto que seleccionamos nosotros para acceder a los estrechos. Luego seguiremos nuestro camino estrecho en agua.


Los pequeños van buscando distintos puntos de salto. En la siguiente fotografía un salto de 0m. (todo vale para practicar).


Subir, saltar, volver a subir y volver a saltar.


El descenso gana en atractivos, aunque no presenta ningún problema técnico, por lo que es totalmente recomendable para los más pequeños. Como siempre, si alguno no sabe nadar, chaleco bien ajustado.



En algunos puntos nos metemos entre bloques, por pequeños oscuros.


La vegetación también nos muestra algunas formas curiosas.




Y volvemos a otro tramo de estrechos, evitable por el margen derecho.


Una pequeña marmita agujereada nos llama la atención. Nuestro compañero Borja Batalla nos informa que recibe el nombre de "el cagadero".


Seguimos por el agua. Hace calor, y mejor progresar por el agua que evitar la zona por el margen derecho.


Luego se localiza una zona en la que se pueden practicar saltos de diferentes alturas. Para los que se manejen en la técnica del salto, preferible trepar por el margen izquierdo para ganar altura (siguientes fotografías). Zona de trepada y salto no recomendable para los pequeños.


En el margen derecho se localizan saltos de menor altura, en este caso muy adecuados para los pequeños.


En las siguientes fotografías uno de nuestros pequeños saltando.



video

En el caso del más pequeño decidimos, en lugar de que salte, hacer lanzamiento de niño. Colgar y soltar, siempre consiguiendo que caiga totalmente en vertical. Es una buena forma de iniciarlos en el salto. De hecho, repite varias veces. Parece que le gusta. De esta forma evitamos posibles errores en la recepción.



Después de un buen rato haciendo saltos, continuamos el descenso. Pronto salimos de los Estrechos del Puntillo y el cauce se abre.




La presencia de bañistas anuncia que debemos estar próximos a la Presa de Bierge.



Una sombra siempre nos persigue.


Y al llegar a la presa de Bierge descubrimos una auténtica invasión de la zona que, tal y como nos informan, se produce los domingo de los meses de verano. Por lo tanto, es recomendable evitar los domingos si, lo que buscas, es tranquilidad.



Estamos en un descenso corto pero divertido, sin ninguna dificultad técnica con el caudal tipo de los meses de estiaje. Totalmente recomendable con niños, para introducirlos a este deporte. No tiene la entidad, ni con mucho, de otros descensos de Guara aunque, igualmente, es ideal para disfrutar de todo tipo de maniobras, especialmente de los saltos. Es totalmente obligatoria el neopreno para poder disfrutar del descenso. No se localizan rápeles, aunque con niños, nunca sobra meter alguna cuerda y un arnés. Es totalmente recomendable que los pequeños sepan nadar. En otro caso, el pequeño deberá llevar un chaleco salvavidas adecuado y bien ajustado. En el caso de que no sepa nadar, deberá ir acompañado de un adulto en todo momento. En cuanto a los tiempos, aproximación de 1h 30m a 2h, descenso de 2h y retorno inmediato. Como siempre, contad con margen de tiempo suficiente para cualquier imprevisto.

Como siempre, aunque creo que sobra decirlo, en el caso de que no seas practicante de este deporte y quieras introducir a pequeños en este mundo, la mejor opción son las empresas del sector. Hay muchas y variadas en Guara, y algunas trabajan muy bien con niños.


Información general.:

Aproximación.: 1h30m. a 2h
Descenso.: 2h con niños, con calma, disfrutando, y enseñándoles cosas de progresión
Retorno.: inmediato al aparcamiento en la Presa de Bierge
Material necesario con niños.: neoprenos y cascos. No es necesario material de vertical aunque, con pequeños, meter una pequeña cuerda y un equipo nunca sobra. Si algún niño no sabe nadar deberá llevar un chaleco salvavidas bien ajustado y siempre con un adulto próximo
Época recomendable con niños.: julio a septiembre (nunca después de lluvias). En otras épocas o después de lluvias puede llevar un caudal fuerte, siendo totalmente desaconsejable con niños.
Consideraciones.: Descenso de menor entidad que otros de la zona, pero recomendable para un día de relax.

Más información de este descenso en www.topocanyons.info.

Actividades complementarias.: En la Sierra de Guara existen muchos y variados barrancos, algunos de ellos aconsejables para niños, así como rutas. Para más información ver sección descenso de cañones y rutas-senderos del menú principal de actividades para niños disponible en el enlace siguiente.


2 comentarios:

Borja Batalla dijo...

La marmita agujereada que comentas.... Se llama el cagadero.... Te metes en ella y caes por la parte inferior a la poza de abajo.....

Nino dijo...

Mil gracias por el apunte. La verdad, el nombre le viene que ni pintado. Se lo comentaré a los pequeños, que seguro les hará mucha gracia.

Eso sí, lo de te metes en ella y caes por la parte inferior seguro que dependerá del perímetro del barranquista. Conozco a muchos, entre los que empiezo a incluirme, que meter nos meteríamos, pero salir por abajo ????? (-: