miércoles, 29 de octubre de 2014

Río Vilameá (Vilameá, Serra do Xurés, Ourense)

Río Vilameá (Vilameá, Serra do Xurés, Ourense)
Espeleo Club de Descenso de Cañones Galicia (EC/DC-GAL)
Espeleo Club de Descenso de Cañones Portugal (EC/DC-PT)


- Fichero kmz para google-earth con la aproximación, descenso y retorno
- Croquis Río Vilameá
- Memoria del Río Vilameá en pdf
- Otros descensos próximos (Fecha, Sobreira do Mendo, Arado Superior, Fafiao, Conho, Carcerelha)


Información General

Pequeño descenso muy próximo al del Fecha, en la Serra do Xurés (Ourense). De una calidad muy inferior a la de su vecino, el Fecha, por tener un pequeño número de dificultades (4 rápeles con algunos pequeños saltos y toboganes buscados). Longitud del descenso de 1,3 kms. Aunque se ha hecho este primer descenso del Vilameá en la época de mayor estiaje, con muy poco caudal por tanto, podría ganar con un caudal superior, siempre tomando en consideración la actual ubicación de las cabeceras de las distintas dificultades. Aunque para nuestra práctica deportiva presenta un interés moderado, sí es aconsejable como iniciación al descenso de barrancos con niños. De hecho, en este primer descenso conocido del Vilameá participan dos deportistas infantiles del EC/DC Galicia.

Las cabeceras están ubicadas en la vertical para progresar, en época de estiaje, en agua. Por lo tanto, con mayores caudales, habrá que buscar naturales o equipar para asegurar la progresión a dichas cabeceras. El Río Vilameá nunca seca, siempre tiene caudal. En crecida este río, posiblemente con mayor caudal que su vecino, el Fecha, será totalmente impracticable. Destacar también la estética del valle y ruta por la que discurre el descenso.

Descenso a un coche, con aproximación de 1h45m y retorno 1h30m. Aunque se podría llegar a su cabecera con un segundo coche, la regulación de tránsito por las pistas de tierra hace que esta no sea una opción posible, obligando a hacer la aproximación de sus cerca de 5,5 kms. a pié. Eso sí, la ruta de aproximación vale la pena como actividad independiente del descenso.

El descenso tiene una primera parte con dos dificultades verticales prácticamente seguidas. Luego algunos tramos de progresión "horizontal", con algún pequeño salto buscado-evitable y pequeños toboganes, en los que se intercalan otras dos dificultades verticales. En caso necesario, hay varios escapes posibles por el margen derecho, monte arriba, con algo de maleza, al sendero de aproximación.


Aproximación

Sobre la aproximación incluimos un fichero.kmz para google earth con la aproximación, el descenso y retorno. También incluimos el correspondiente mapa en esta sección.


La ruta la iniciamos en la "Ermita da Virxe do Xurés". Para llegar a ella, en la carretera de Lobios a Torneiros, zona del Río Caldo muy conocida por sus aguas termales y, en nuestro caso, por ser el lugar de aparcamiento para el descenso del Río Fecha, antes de llegar a Torneiros, un desvío a izquierda nos introduce, al lado de una pequeña capilla, en el pueblo de Vilameá. Unos 100 metros por el pueblo y cogeremos por carretera a izquierda. Luego iniciaremos un ascenso, por carretera asfalta, con un gran número de curvas, y unas vistas magníficas, hasta la Ermita. En sus inmediaciones dejaremos el vehículo. En la zona de la ermita se localiza una fuente, por si es necesario aprovisionar agua. En la siguiente fotografía nuestros compañeros del EC/DC Portugal, con los que hemos compartido este descenso, junto a los infantiles del EC/DC Galicia. Cuando los pequeños les vieron llegar, al percatarse de que la matrícula de su coche tenía una letra diferente dijeron, !!franceses!!. No, no estamos en Guara, y son nuestros amigos de barrancos del EC/DC Portugal. A ellos, muchas gracias por hacer disfrutar enormemente a los pequeños en este descenso.


Desde la ermita cogeremos el camino principal, en tierra. Pronto divisaremos a la izquierda el valle del Río Vilameá. Seguiremos este camino en todo momento, dejando un desvío descendente a izquierda. Más adelante llegaremos al río y seguiremos por sendero a derecha para, a los pocos metros, encontrar un puente de madera (siguiente fotografía) que atravesaremos para seguir sendero por el margen derecho del río.


En todo momento en ligero ascenso, por sendero bien marcado. En el primer tramo no observaremos dificultades de interés en el río. Sendero arriba veremos la última dificultad vertical del descenso, una cascada doble, en dos tramos de 6 metros con una pequeña poza circular, el jacuzzi, entre ambas. En la siguiente fotografía esta última dificultad desde el sendero de aproximación. Ojo, esta fotografía no es del día del descenso del Vilameá, corresponde al día de apertura de otro descenso vecino, el Sobreira do Mendo. En esta fotografía presenta un caudal más grande.


Unos metros río abajo de dicha dificultad dejaremos el cauce por el margen derecho para iniciar el retorno al sendero.

Más arriba también veremos la cascada intermedia, la más estética del descenso. Seguiremos sendero arriba para divisar las cascadas que marcan el inicio del descenso. Por encima de ellas, cuando el sendero se aproxima al cauce del río, entre maleza, accederemos al río. En la siguiente fotografía las dos cabeceras que marcan el tramo inicial del descenso. Ojo, al igual que la anterior, esta fotografía no pertenece al día del descenso, presentando un caudal superior. Tanto esta fotografía como la anterior son de mediados de abril de 2005. Claramente con este caudal el descenso puede ganar algo en interés.


El tiempo estimado de aproximación, desde la ermita al inicio de descenso, que supone un total de 5,5 kms. de distancia, es de 1h45m., con calma.


Material necesario

2 cuerdas de 30m + cuerda "backup" + equipamiento personal completo para descenso de cañones.


El descenso

Iniciaremos esta sección con el croquis del descenso, en la siguiente imagen.


El descenso, con una longitud de 1,3 kms., presenta cuatro dificultades de progresión vertical, con algunos pequeños saltos y toboganes buscados. A lo largo del descenso se localizan varios escapes posibles por su margen derecho al sendero de aproximación.

Pero antes de iniciar el descenso, cierto pequeño trata de quedarse con unos de los cascos de nuestros colegas del EC/DC Portugal. La decoración de los mismos, con su logo de club, les llama la atención.


En la siguiente fotografía la zona de inicio del descenso. El acceso se ha hecho por la zona de la parte derecha de la siguiente fotografía, con algo de maleza, pero muy cerca del sendero.

En esta ocasión también nos acompaña una persona que me ha enseñado gran parte de las cosas que sé de espeleología, y con la que comparto la mayor parte de las actividades que hago, Juan Prego, anterior presidente de la Federación Galega de Espeleoloxía y buen amigo, al que tengo mucho que agradecer.


Entrando en materia, en la zona de inicio "buscamos" un pequeño salto (S2) por el margen derecho, para que los pequeños practiquen (siguiente fotografía). Evitable por el margen izquierdo.


Unos pocos metros de progresión "horizontal", de cauce limpio y bien formado, en granito, nos dejan en el inicio de las dos primeras dificultades.


Una C9 equipada en el margen derecho en triplex con cadena y anilla. Cabecera próxima a la vertical en línea de progresión en agua. Fuera de los meses de estiaje habrá que buscar seguros para aproximarse a la cabecera, al igual que en el resto de dificultades. Con caudal alto puede no ser practicable. Evaluar las condiciones según caudal. En la siguiente fotografía la C9 desde su cabecera.


Y en la siguiente un pequeño del EC/DC en la cabecera de la C9.


En la siguiente la C9, con muy poco caudal, desde su base.


De inmediato, estamos en la cabecera de una nueva dificultad, una C22, también equipada en el margen derecho. La siguiente fotografía desde la cabecera de esta dificultad.


En la siguiente la C22 desde la base. Con más caudal ganaría.


Luego entramos en un tramo de progresión "horizontal", en el que se "buscan" algunos saltos, como el siguiente S3, evitable por el margen derecho.


Una gran plancha de granito está curiosamente depositada en el cauce. El EC/DC Portugal, ayudado por un pequeño del EC/DC Galicia buscan una nueva ubicación del gran bloque para que no dificulte la progresión. Se ha movido a un lado para que el agua pueda circular libremente. (-:.


Y llegamos a una tercera dificultad vertical, C13, la más estética del descenso, estrecha, equipada con triplex, cadena y anilla en el margen izquierdo, en la siguiente fotografía desde la base.


Los pequeños descienden asegurados.



Otros esperan su turno.


En la cara de los pequeños se observa que es la dificultad más estética del descenso, entre paredes, por agua. Con caudal claramente esta dificultad requerirá de mucha habilidad en la progresión. En caso de duda, hay buenos escapes por el margen derecho o, incluso, se puede evitar por el mismo margen derecho (según caudal). También podría ser factible saltar esta dificultad desde un saliente-pequeña repisa en el margen derecho (dificultad como salto no evaluada-documentada).


Después entramos en otro tramo en el que se "busca" todo posible salto para amenizar el descenso.


Varias pozas, con el característico turquesa del Xurés-Gerés, nos hacen disfrutar del agua. También nos encontramos un gran bloque de granito (al fondo en la siguiente fotografía), que podría constituir un salto a la poza de recepción. Un S6 que está pendiente de evaluación. En el fondo varios bloques hace que se tenga que seleccionar bien el punto de recepción. En este primer descenso del Vilameá dejamos la evaluación de este salto para otra ocasión con más caudal.


Los pequeños progresan bajo la observación de los mayores. Mientras Juan Prego (EC/DC Galicia) estaba en todo momento al tanto del más pequeño, el otro infantil se adelanta con Antonio, Gaspar y Sara, del EC/DC Portugal.


Algunos pequeños toboganes, evitables, no les pasan desapercibidos.


Pronto veremos en Galicia tres generaciones haciendo espeleo y barrancos juntas. Nuestra más grande enhorabuena a Joaquín Prego.


Algunos tramos presentan pequeñas marmitas de color turquesa con cierta estética.



Y más toboganes buscados. Pena de un poco más de caudal.



Llama la atención la estética del valle del Vilameá.


Y el color de sus aguas. Después de varios años sigo preguntándome si tiene color el agua.



Un tobogán con pequeño salto al final hace pasar un buen rato, con la ayuda de nuestros colegas del EC/DC Portugal, a los más pequeños.



¿Por qué le gustan los barrancos a los niños?. ¿Y a los mayores?

video

Una y otra vez, no hay forma de sacarlos del tobogán.



Una más y nos vamos.


En breve llegamos a la última dificultad del descenso. Una C6+6 con una pequeña marmita en su mitad, el jacuzzi. Esta dificultad no está equipada para progresión y es evitable por su margen derecho. Únicamente un triplex sin chapa se localiza en su margen derecho, próximo a la línea de agua. Las baterías se mueren con el paso del tiempo. En las dos siguientes fotografías esta dificultad desde su base.



Unos pocos metros río abajo, cuando la ladera presenta menos vegetación, dejaremos el cauce para, en poco más de 4 minutos, acceder al sendero de aproximación que, de retorno, nos devolverá a la ermita. El tiempo de retorno, con calma, será de 1h30m.


INFORMACIÓN DE INTERÉS (RÍO VILAMEÁ)
Roca.
Granito
Longitud. 
1300 m.
Desnivel.
-140 m.
Periodo.
junio a octubre (siempre con agua). Evaluar caudal. Después de lluvias impracticable.
Equipamiento.
De apertura (triplex con cadena y anilla, última dificultad sin equipar)
Material.
2x30m., cuerda de "backup", equipo de descenso, un equipo de ascenso mínimo, cordinos, cinta de anclaje, casco y neopreno indispensable
Horarios.
Aproximación: 1h.45m. / Descenso: 2 horas según caudal y grupo / Retorno: 1h45m.
Historia.
Primer descenso conocido EC/DC Galicia y EC/DC Portugal.
Mapas.
- Instituto Geográfico Nacional. Lobios. 301-III (11-26). 1:25.000
- Instituto Geográfico Nacional. Portela de Home. 336-I. 1:25.000
- IGME. Lobios. E. Mapa Geológico de España. 301. 6-13. 1:50.000
ATENCIÓN. Todos los cañones sufren modificaciones constantes, tanto por causas naturales (crecidas, desprendimientos, etc.), como por artificiales (modificación de instalaciones). Verificar siempre la situación, el caudal y las distintas dificultades de los cañones.

No hay comentarios: