miércoles, 16 de septiembre de 2009

Río Carcerelha (Ermida. Parque do Gerés. Portugal)

Río Carcerelha (Ermida. Parque da Peneda-Gerés. Portugal)
nino.sdr@gmail.com


> Fichero kmz para google-earth con la aproximación y retorno
> Reportaje fotográfico completo del descenso (28-julio-2009. fotografías por orden de dificultades en el descenso)
> Otros descensos Norte de Portugal


Información General

Descenso divertido, de menores dimensiones que otros de la zona, como el Fecha o el Arado, pero igualmente recomendable. Aconsejable planificar junto a otros de la zona (Arado, Fafiao, Fecha, Conho, Pozo do Mouro, Saltadouro). Recordar que todos ellos excepto el Saltadouro requieren permiso del Parque da Peneda-Gerés, en el caso de los descensos de Portugal, y del Parque do Xurés, en el caso del Fecha. En la sección de Utilidades de este blog tienes los correspondiente formularios-escritos para solicitar permiso.

Este descenso te proporcionará unas 3 horas de actividad, según caudal y grupo. Destacar de todo el descenso sus dos últimas dificultades, pocos metros antes del sendero de retorno, que te dejan muy buenas sensaciones. Destacar también tanto su primera dificultad como alguna intermedia. Durante el descenso se pueden buscar distintas y variadas posibilidades de saltos, todos ellos de baja dificultad técnica. Evaluar físicamente siempre la poza de recepción antes de todo salto. Descenso equipado para progresar en agua en la mayor parte de sus dificultades. Recomendable a dos coches, aunque no supone mucho problema (pateada) hacerlo a uno.

En el caso de que necesites alojamiento o comer-cenar sin duda alguna te recomiendo, entre otras, las diversas posibilidades que entontrarás en la localidad de Soajo. De todas formas, aconsejable visitar Soajo, sus espigueiros y pelourinho. En esta localidad comimos en una casa de turismo rural (no recuerdo su nombre) que se encuentra en la carretera principal, en una pequeña plaza al lado de una parada de autobús. Para fliplar, unas fuentes de carne, arroz y patatas para alimentar a un regimiento, y excepcionalmente natural y exquisito. Aunque inicialmente pensamos en pernoctar una noche en Soajo, decidimos alagar una noche más la estancia. Vale la pena. De paso visitamos otros puntos de la zona, como el río Adrao, o el pequeño pueblecito de Ermelo. Señalar que en la ruta a Ermelo observamos una pequeña torrentera vertical que habrá que mirar para ver su posible interés para el descenso de cañones. Esta torrentera se cruza a los 100 a 200 metros de coger el desvío en la N203 hacia Soajo. Se pueden observar dos fotografías de dicha torrentera al final del album fotográfico de Ermelo.


Aproximación

Sobre la aproximación y retorno, como siempre empezaré con el fichero.kmz para google earth. En rojo la ruta del coche de retorno y cabecera. Desde el punto del coche de retorno en naranja la ruta del coche de cabecera si a dos coches. En verde la aproximación a pie si a dos coches (1 minuto). En amarillo retorno a pie si a dos coches (30 minutos). En el caso de disponer de un único coche la ruta por la carretera para recoger el coche de cabecera, como fue nuestro caso, no supone gran esfuerzo, y aporta unas buenas vistas del descenso. En otros 30 minutos estarás junto al coche de cabecera.

La aproximación parte del embalse de Lindoso, por la OU-540, dejando a la izquierda el cruce a Lovios y a la zona del descenso del Fecha, continuando dirección a Portugal. En Portugal pasamos a circular por la N104-1. Pasaremos por Lindoso, Parada y Cidadelhe. Coger a la derecha N203 a Paradamonte. Después de esta localidad dejaremos a la derecha un desvío a la localidad de Soajo. Seguiremos por la N203 para, poco después de la localidad de Britelo, coger desvío a la izquierda a Entre Ambos os-Ríos. Continuar por la CM1348 y, posteriormente, por la C1349, pasando por Froufe y Lourido. La carretera es estrecha. Poco después de Lourido se encuentra la zona del coche de retorno. Un pequeño aparcamiento a la izquierda, o un camino un poco más adelante a la derecha, pueden servir para dejar el coche. En el caso de utilizar el camino recuerda no molestar a los vecinos bloqueando el camino. Aquí la doble fila no es necesaria. Con el coche de cabecear continuar por la CM1349 hasta el puente que cruza el Río Carcerelha. Dejar el coche justo antes del puente. El tiempo estimado de todo este recorrido es de 45 minutos. El descenso empieza bajo el puente.

Material necesario

- 2 cuerdas de 20m + cuerda "backup" + equipamiento personal completo para descenso de cañones.

- En caso de caudal alto recomendable sustituir las cuerdas por 2 de 30m, para facilitar la recuperación de cuerda fuera de las caídas de agua.


El descenso

Como siempre, la mejor forma de definir el descenso es con imágenes. Tienes un reportaje fotográfico completo del descenso aquí.

La siguiente fotografía muestra la zona del coche de cabecera, con el puente de inicio del descenso.

Bajo el puente una pequeña dificultad que perdonamos.


Se inicia el descenso con una C17 equipada en el margen izquierdo, para progresar en agua (siguiente fotografía). Una gran poza de recepción, en la que predominan los típicos tonos verdosos del Gerés, constituye un buen inicio del descenso.

Un pequeño tramo de progresión horizontal y la búsqueda de algún pequeño salto para amenizar el descenso.

Una dificultad en el margen izquierdo, evitable por el derecho, para acceder a un pequeño salto (siguientes 2 fotografías). Toda la zona hasta este punto suele estar frecuentada por bañistas en los meses de verano. Aguas abajo, la compañía humana no cañonista desaparece.

Otro pequeño tramo de progresión horizontal con destrepes (siguiente fotografía).


Y nuevamente algún que otro salto buscado de pequeñas dimensiones. En el de la siguiente fotografía de escasa profundidad pero practicable. Evaluar siempre antes de saltar.

Un nueva dificultad, que no supera los 13 metros, equipada en el margen derecho para progresar en agua (siguiente fotografía).

Entramos en un nuevo tramo de progresión horizontal, bonito (siguientes 2 fotografías). Algunos destrepes y pequeños saltos buscados.


Seguimos progresando y buscando más saltos, tanto en el margen izquierdo como derecho (siguientes 3 fotografías).


Un espectacular rapel, por lo estético, no por las dimensiones, equipado en el margen izquierdo, con reunión intermedia para evitar el agua, nos obliga a sacar las cuerdas de la saca. Esta dificultad no supera los 13 metros (siguientes 2 fotografías).

Y vuelta a la búsqueda de saltos. El de la siguiente fotografía un poco más alto que los anteriores, pero sin ninguna dificultad técnica. Evaluar físicamente siempre antes de despegar los pies de la roca.

Y volvemos a tocar cuerda, en otra magnífica dificultad que progresa parcialmente en agua (siguientes 3 fotografías). No supera los 15 metros.

Otro tramo de progresión horizontal, con destrepes, y algún posible salto que, tras evaluarse, se opta por no hacerlo (siguientes 2 fotografías).


Para terminar entramos, sin duda alguna, en el tramo y dificultades de mayor interés del Carcerelha. Se trata de una cascada que no supera los 8 metros, seguida de otra, no menos espectacular, que no supera los 17 metros. En caso de fuerte caudal se aconseja enlazar las cabeceras de ambas dificultades para asegurar la progresión a la cabecera de la segunda. Como es lógico, tomar las medidas oportunas para evitar posibles bloqueos en dicha maniobra. En pocas palabras, nadar con la piraña metida en cuerda puede no ser una buena idea. Pero utilizar cuerda de seguro para el acceso a la cabecera de la segunda dificultad, en caso de fuerte caudal, puede ahorrarte algún susto. En las siguientes 3 fotografías la primera dificultad.



Desde la cabecera de la segunda dificultad, el verde nos muesta una gran cantidad de sus tonalidades. Es un auténtico espectáculo de color (siguiente fotografía).

Equipada en el margen izquierdo para progresar en agua, esta dificultad, que no supera los 17 metros, nos avisa de que estamos casi al final del descenso (siguientes 4 fotografías).




Sin duda alguna, es un final de descenso que te deja con muy buenas sensaciones. Cincuenta metros más adelante encontraremos un sendero por el margen izquierdo que cogeremos para, con una pendiente suave, y sobre un sendero cómodo, en menos de 30 minutos encontrarnos con nuestro coche de retorno (siguientes 3 fotografías).


En caso de duda, que las líneas de tensión guíen tu camino.

En la carretera te das prácticamente de bruces con el coche de retorno. En caso de hacerse a un coche, toca paseito por la carretera arriba. Y si pasa algún coche, siempre puedes hacer un último ejercicio levantando el dedo. Y recuerda que es el dedo pulgar, no el corazón.
Este descenso te mantendrá entretenido una mañana. Por la tarde, no olvides visitar la localidad de Soajo, disfrutar de alguno de sus restaurantes y, si dispones de más tiempo, Ermelo.

No hay comentarios: