miércoles, 9 de enero de 2019

La Cueva des Pas de Vallgornera

Hoy, Juan Prego, gran amigo y compañero de aventuras bajo tierra, además de mi ángel de la guarda en espeleología, me ha regalado un ejemplar del libro de la Cueva des Pas de Vallgornera, por cierto también de otro gran colega y antiguo compañero del EC/DC, Joaquín Pérez. Es todo un placer el poder tener una obra de esta calidad, además con dedicatoria incluida, tanto de Prego, como de Joaquín. Bueno, y también de Alicia que, aunque todavía no la conozco, debe ser muy buena gente.

Dejando de lado la parte de agradecimientos, jaladas de ...., y demás familia, quiero destacar el gran trabajo realizado por Joaqui y Alicia y de forma especial el que hayan dejado plasmado en papel y con una gran cantidad de fotografías de gran calidad las maravillas de Vallgornera. Una auténtica pasada con unas fotografías únicas, sin entrar en el completo relato de lo acontecido en las exploraciones que a lo largo de varias décadas se han realizado en la cavidad, fósiles y trabajos de investigación, espeleotemas, etc., etc.

Sin duda alguna, uno de los imprescindibles en toda biblioteca de espeleología.

jueves, 3 de enero de 2019

La Cueva des Pas de Valgornera (un gran libro repleto de impresionantes fotografías de una de las cuevas más espectaculares del planeta)

Pas de Valgornera es, sin duda alguna, una de las grandes joyas de la espeleología mundial, albergando un gran patrimonio en espeleotemas. Hoy traemos a esta entrada una magnífica noticia, especialmente al venir de un gran amigo y antiguo miembro del EC/DC, Joaquín Pérez, que nos presenta el fruto de un duro trabajo en la forma de un monográfico fotográfico de Valgornera.

Información y reservas.:
tlfn.: 652581323
email.: jperezro.knet@gmail.com




domingo, 23 de diciembre de 2018

Descenso de Barrancos en León (memorias de actividad y reportajes fotográficos)

Barranco de Quincoajo o Pincuejo (Caldas de Luna)
Barranco de Quincoajo o Pincuejo con niños (Caldas de Luna)
Barranco de Cacabillos con niños (Caldas de Luna)
Barranco Pico Moro (Ocejo de la Peña)
Travesía Perlas-Covona (Valporquero)


AGRADECIMIENTOS

Queremos agradecer y dedicar las actividades que durante años hemos realizado en la provincia de León a los habitantes del Páramo y, en concreto, a los de Valdefuentes del Páramo. Con cariño, a modo de recuerdo, a D. Marcos del Riego y a Dña. Delfina Casas.

Barranco del Quincoajo o Pincuejo (Caldas de Luna, León)

Este descenso es una gran maravilla de la provincia de León. Pequeño por su tamaño, se desciende en poco más de una hora, pero maravilloso por su gran tasa de estrechamiento y altas paredes en caliza. Muy recomendable sin duda alguna. Su único defecto es que sabe a poco. Muy intenso con gran caudal. Buscar siempre épocas de carga. Una vez metidos en la parte principal del descenso únicamente se aprecia un punto de escape en el margen derecho por una gran pedrera de gran pendiente. Afluente del Río de Caldas, poco antes de su desembocadura en el Embalse de los Barrios de Luna. Nace en las base de la Peña de la Silla, de 2.184 m., en concreto en el Collado de Bueis. Se suele secar en verano. Este descenso está constituido por una sucesión de pequeños rápeles. Entorno con un gran ambiente. Se puede utilizar como iniciación a los descensos de cañones y a los rápeles, siempre y cuando el caudal no sea muy elevado. Ideal entre marzo y mayo. Posibilidad de descenso durante todo el año. Evaluar siempre el caudal en el mismo pueblo de Caldas de Luna. A planificar sin duda alguna.

Adjuntamos dos reportajes fotográficos de descensos del Quincoajo.:

Descenso invernal del Quincoajo
Descenso nocturno del Quincoajo


También puede ser de interés la entrada del Descenso del Quincoajo con niños que, además de todo tipo de información sobre este descenso con pequeños, incluye un completo reportaje de dicha actividad. 


En cuanto a la aproximación, desde León coged la N-120 en dirección a Astorga o por la autopista. Dejad esta vía al poco para coger la A66 dirección a Mieres y Oviedo. Tras cruzar el túnel de la autopista a la altura del Embalse de Barrios de Luna tomad la salida de la C-623 a la localidad de Caldas de Luna. Tiempo estimado desde León 30 minutos. Desde la salida de la autopista en aproximadamente 5 minutos estamos en la localidad de Caldas de Luna. Continuad hasta su iglesia. Desde esta tomaremos la pista que se dirige hacia el barranco que se aprecia aparente próximo al pueblo. A los pocos metros unas piedras nos impiden continuar. A la derecha un rectángulo escavado en la tierra nos hace de aparcamiento. Dejamos en este punto el único coche necesario para este descenso. A los pocos metros se observa la típica zona de merienda y un pequeño puentecito que cruza el Quincoajo (siguiente fotografía [perteneciente al retorno]).



Tras cruzar el puente iniciamos lentamente el ascenso por sendero marcado. Esto es, mirando hacia el descenso por la ladera izquierda (margen derecho del Quincoajo). Localizad una gran brecha en la cuerda rocosa como paso en la ruta de aproximación. No es la pequeña brecha que se aprecia desde el mismo puente. Esta brecha, después de un fuerte ascenso, nos lleva, al otro lado de la cuerda, a una pedrera de fuerte descenso que nos devolvería al Quincoajo pero al final del descenso, unos cuantos metros antes del puente recientemente cruzado. La siguiente fotografías en la ruta-sendero de ascenso. Id ganando altura poco a poco. Repito, el paso no es la pequeña brecha que se observa desde el puente, se localiza bastante más adelante, en la cuerda.



En la siguiente fotografía la cuerda de la ladera de aproximación, a lo lejos.


Y en la siguiente con indicación de la brecha por la brecha de paso. Se observa también, a su derecha, otra más pequeñita, que nos supuso un pequeño embarque la primera vez que visitamos este descenso. En la actualidad, los GPS y la tecnología en general, han eliminado este tipo de acontecimientos de nuestras aproximaciones. En el recuerdo quedan algunos descensos abortados por grandes pérdidas en las aproximaciones, o ...


Continuad ascendiendo progresivamente hasta localizar la brecha indicada. Las siguientes fotografías nos muestran claramente este punto de la aproximación. En la primera fotografía la fisonomía de la brecha que se ha de cruzar en la aproximación y, en la segunda, el sendero de ascenso unos cuantos metros antes de cruzar dicha brecha, con el Embalse de Barrios de Luna al fondo.



Tras cruzar la brecha observamos a la derecha una gran pedrera de cierta pendiente que desciende hacia el Quincoajo. No descender por ella. Continuad por sendero marcado que sin perder altura progresa al otro lado de la cuerda para, cogiendo un poco de cota, localizar un nuevo paso, a los escasos 150 metros, dejando un pequeño abrigo a la derecha (ideal si llueve en la aproximación). Las siguientes fotografías muestran este tramo de la aproximación. La primera fotografía nos permite observar el valle del Quincoajo desde la misma brecha al otro lado de la cuerda. Es un entorno magnífico. En la segunda fotografía tenemos a la dinosauria en el segundo pequeño paso tras el sendero que nos encontramos al otro lado la brecha. Tras este observamos que el entorno es aún más magnífico.




El sendero continua sin perder altura entre grandes bloques de caliza (siguientes fotografías).





Una mirada hacia atrás nos muestra algunas sorpresas. Citar el puente de roca que se muestra al fondo de la siguiente fotografía.



Según la época, también podemos disfrutar de los contrastes de colores formados por las praderas de flores rojas, amarillas y, como no, el maravilloso color de la caliza.



Continuaremos por este sendero y pronto veremos el cauce del río en el fondo del valle, en campo abierto, unos cientos de metros antes de entrar en la zona encañonada. Es el momento de iniciar un rápido descenso para buscar el cauce.



Desde los primeros momentos del tramo de descenso de la aproximación apreciamos el punto de inicio de la parte más importante del descenso, donde las paredes de caliza casi se juntan.



El tiempo estimado de la aproximación desde el coche hasta este punto es de 1h 30m.

En cuanto al descenso, el primer tramo es abierto. Nos encontramos un primer destrepe resbaladizo que, a los pocos metros, da acceso a una C3 (siguientes fotografías). Estas fotografías tienen un buen montón de años. Destacad sobre ellas la enorme cantidad de cuerda que flota en la poza de recepción. !!qué locura!!. Aunque en la actualidad sobra decirlo, las cuerdas siempre un poquito por encima del agua respecto a la poza de recepción. Así evitaremos sustos.




Se progresa por el cauce, utilizando en algunos momentos senderos a ambos lados. En unos pocos metros divisamos la entrada a la parte estrecha, muy encañonada y de altas paredes. En la siguiente fotografía se observa la entrada a dicha zona.



Se inicia el tramo principal del descenso con una sucesión de resaltes que, en chapa en margen izquierdo, se pueden rapelar en una pequeña tirada (siguiente fotografía). Señalar que, aunque estamos en caliza, se debe tener cuidado con los resbalones en algunas zonas. Alguno de los pequeños tramos también es "toboganeable".



La sucesión de pequeñas dificultades es continuada, con muy pocos metros de separación.Damos paso a una C3, equipada en el margen derecho (siguiente fotografía).



Una C4 (siguiente fotografía), equipada en el margen izquierdo, nos da acceso a una pequeña marmita.



Esta pequeña dificultad nos da acceso a una pequeña marmita (siguiente fotografía).



Y a un pequeño destrepe.



Estamos en la C12. Con caudal esta dificultad constituye uno de los puntos atractivos del descenso (siguientes fotografías).






Tras esta dificultad observamos en el margen derecho, a cierta altura, un gran abrigo.



Tras unos resaltes, una mirada atrás nos permite observar la última dificultad.



Tras unos cuantos metros llegamos a una nueva dificultad, una C8 en rampa, equipado en el margen derecho.



Progresamos por una zona con algunos bloques en el suelo. En unos cuantos minutos estamos en el R6, que se puede rapelar, equipado en el margen derecho, o destrepar por su interior.



Muy pronto vemos que el tramo encañonado termina y se abre a un pequeño valle, con altas montañas a ambos lados. A la derecha vemos una gran pedrera, posiblemente procedente de la pequeña brecha de la cuerda montañosa de la aproximación.



El Quincoajo discurre entre vegetación. Progresamos por un sendero en su margen derecho. Una mirada atrás nos permite observar la salida de los estrechos del barranco.



En lo que resta de descenso nos encontramos algún pequeño destrepe y un pequeño rápel equipado en el margen derecho.



Muy pronto estamos en el puente que cruzamos al inicio de la aproximación y en el coche.



Este pequeño pero único descenso requiere un tiempo aproximado de descenso entre 1 h y 1 h 30 m, según caudal y grupo. Este aspecto es la única nota negativa del Quincoajo.

Para finalizar, adjuntamos el Haikus que una antigua integrante del EC/DC le hizo a este descenso.


Haikus en el Quincoajo


Río entre rocas,
angosto pasadizo,
encañonado.

Paredes verdes,
galería ondulante,
piedra caliza.

 Techo de nubes,
 paredes ondulantes
 de verde musgo.



INFORMACIÓN DE INTERÉS (CAÑÓN DEL QUINCOAJO)

Roca.: Caliza
Periodo.: Todo el año (evaluad caudal). Ideal de marzo a mayo.
Equipamiento.: Bueno (spits, parabolts)
Material.: 2x20m., cuerda de “backup”, equipo de descenso, equipo de ascenso, cordinos, cinta de anclaje y casco. Neopreno obligado si no está seco.
Horarios.: Acceso: 1h 30m desde el coche / Descenso: 1h 30 m (según caudal y grupo) / Retorno: inmediato
Bibliografía.: Cartografía Militar de España. Los Barrios de Luna. 12-7 (102). 1:50.000.
Dificultad.: Grado 2

ATENCIÓN. Todos los cañones sufren modificaciones constantes, tanto por causas naturales (crecidas, desprendimientos, etc.), como por artificiales (modificación de instalaciones). Verificar siempre la situación, el caudal y las distintas dificultades de los cañones.